Extremaron custodia para porra Puma

La porra de Pumas caminó desde Ciudad Universitaria hasta el Estadio Azteca en medio de un gran despliegue de seguridad
Estadio Azteca, Ciudad de México -
  • La mayoría de aficionados auriazules caminaron al Azteca desde C.U.

Camiones blindados, Policía Montada, al menos tres filtros de seguridad, elementos de la Policía Bancaria e Industrial, otros antimotines con extinguidores, granaderos y no menos de 500 efectivos de la Secretaría de Seguridad Pública...   Todo ello para la llegada de la porra de Pumas al Estadio Azteca, cuyos dos más grandes contingentes lo hicieron caminando desde el Metro Ciudad Universitaria, trayecto que recorrieron en aproximadamente media hora para arribar al "Gallinero", según cantaban, una hora antes del comienzo del partido.   El acceso y el estacionamiento del lado de Avenida del Imán se convirtió en frontera y en absoluta zona auriazul, donde fueron muy pocos los seguidores del cuadro universitario quienes arribaron en autobuses.   La mayoría, alrededor de 5 mil fanáticos, lo hicieron a pie, escoltados por policías y cerrando algunos carriles para los automóviles.   "Hay mucho filtro de seguridad para que no haya tapón con la "Monu", pero que nos los traigan, a ver si es cierto", expresó uno de estos fanáticos.   El fuerte dispositivo sirvió para evitar encuentros con la porra americanista, ubicada en el polo opuesto del estadio, sobre los accesos de Viaducto Tlalpan.   Solo cuatro seguidores del América fueron blanco de una bomba de humo y un vaso de cerveza durante el arribo del contingente visitante, ya que molestaron a los caminantes Pumas al ser fotografiados por los mencionados azulcremas.   Ya adentro del estacionamiento del Azteca, algunos miembros de la Rebel presumían como trofeos "trapos" que quitaron a la barra azulcrema, para luego todos encontrarse con un largo pasillo donde decenas de camiones de la SSP servían de barricada, dentro del cual los aficionados avanzaban en pequeños grupos.   Mas allá del mencionado incidente, el arribo de  quienes esperan finiquitar el pase a Senifinales transcurrió sin contratiempos, salvo un pleito entre los mismos aficionados universitarios, del cual uno de ellos salió con el ojo morado, además de múltiples obstáculos policiales.

 

No te pierdas