Dividió SSP a la porra americanista

Para aminorar las probabilidades de conatos de bronca entre aficionados americanistas a su llegada al Azteca, la dependencia dosificó el arribo de los autobuses al inmueble.
Para aminorar las probabilidades de conatos de bronca entre aficionados americanistas a su llegada al Azteca, la dependencia dosificó el arribo de los autobuses al inmueble.
 Para aminorar las probabilidades de conatos de bronca entre aficionados americanistas a su llegada al Azteca, la dependencia dosificó el arribo de los autobuses al inmueble.
Estadio Azteca, Ciudad de México -
  • Los autobuses de barras locales llegaron cada 10 minutos
  • No se registraron desmanes a la llegada de las barras locales

La frase de "divide y vencerás" la aplicó al pie de la letra la Secretaria de Seguridad Pública.

Y es que para aminorar las probabilidades de conatos de bronca entre aficionados americanistas a su llegada al Azteca, la dependencia dosificó el arribo de los autobuses al inmueble.

Para hacerlo, detuvo el avance de las unidades en varios puntos de la ciudad, incluso en el segundo piso del Periférico, a donde subió un autobús pese a que las reglas de tránsito lo prohíben.

Fue entonces que prácticamente cada diez minutos llegaba un transporte con aficionados al Coloso de Santa Úrsula, con lo que los elementos de seguridad tuvieron el tiempo necesario para catear a cada uno de los integrantes de las barras, incluso desde calzada de Tlalpan.

La llegada de los camiones comenzó desde la una de la tarde y prácticamente hasta uno hora antes de que comenzara el juego entre América y Tigres por el título del Apertura 2014.

No te pierdas