Afición Azul pidió a Roque que ya juegue

Los seguidores celestes pidieron ver activo al paraguayo Roque Santa Cruz, quien esta tarde acudió al Nemesio Díez.
 Los seguidores celestes pidieron ver activo al paraguayo Roque Santa Cruz, quien esta tarde acudió al Nemesio Díez.
Estadio Nemesio Diez, Toluca, Estado de México -
  • Paulo da Silva aseguró que su paisano confirmará su valía
  • En un palco, Roque vio a La Máquina carecer de gol

Desde la barra Cementera, a Roque Santa Cruz le gritaban: "¿no trajiste tus cosas?".

Ansiosos por la falta de gol en Cruz Azul y por la ausencia de su lesionado refuerzo, el de más prestigio que en muchos años les ha llegado, los seguidores celestes pidieron ver activo al paraguayo, quien esta tarde acudió al Nemesio Díez.

De jeans, playera verde y actitud serena, el mejor pagado de la Liga MX estuvo en el palco visitante rodeado de los compañeros que no alcanzaron siquiera ir a la banca y con quienes comentaba las incidencias del encuentro: Antonio Pedroza y Emanuel Loeschbor.

A escasos 30 metros de la barra azul en una de las esquinas del inmueble, el guaraní respondía a los gritos e incluso a los gestos de quienes le señalaban la cancha, donde lo quieren ver. Al delantero no le quedaba más que voltear hacia el público, agradecer la petición ygirar la mano como diciendo "próximamente".

"Si fuera otro jugador que no tuviera tanto cartel no lo esperaríamos tanto como a Roque, creo ya ha sido demasiado y esperemos que pronto ya se ponga a jugar", expresó Hector Sánchez, seguidor Cementero.

Esa afición fue la que provocó el lleno en casa de los Diablos Rojos y la misma que sufrió la segunda derrota en fila, donde la solidez defensiva comenzó a ser mito y, en cambio, la inconsistencia del ataque se consolida como el gran mal de un equipo que solo ha marcado 6 goles en 8 Jornadas, tras el 0-1 de esta ocasión ante el cuadro escarlata.

La urgencia de Roque fue más evidente por la falta de entendimiento que pese a su carisma aún evidencia el brasileño Alemao, cuyos dribles esta vez solo provocaron reclamos de sus propios compañeros.

Así sucedió en el primer tiempo cuando Gerardo Torrado le pidió tocar la pelota y dejarse de filigranas, como cuando quería llevarse a un rival tan solo girando la cabeza en plena carrera.

Por todo ello, en el palco visitante cayó mal el cabezazo de Paulo da Silva para el único gol del encuentro, el cual celebró justo abajo de donde se encontraba su compatriota Santa Cruz, quien agachó la cabeza y apenas lanzó una mirada casi fulminante hacia quien es también sucompañero de Selección.

"Roque es como un hermano mío, me hubiese gustado verlo jugar, tengo una gran admiración por él. Él sabe del cariño que le tengo, pero obviamente lo mas importante es la salud y se tiene que recuperar", expresó Da Silva tras el triunfo rojo.

"Él va a demostrar lo que se pagó por él porque es un gran jugador, es un grandísimo profesional y le dedico, no este triunfo, sino le dedico que se recupere".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×