Ahora la odisea fue felina; 'raspando' al Volcán

Tigres puso de nervios a todos, al llegar al estadio 33 minutos antes del partido frente al San José de Oruro, debido al tráfico vehicular.
 Tigres puso de nervios a todos, al llegar al estadio 33 minutos antes del partido frente al San José de Oruro, debido al tráfico vehicular.
Estadio Universitario, San Nicolás de los... -
  • El equipo llegó sobre la hora al Estadio Universitario

Parece que el duelo entre Tigres y San José Oruro estaba destinado al suspenso por la llegada de los equipos.

Primero fue el cuadro boliviano el que encendió las alertas al retrasar su llegada a la capital de Nuevo León, a la que finalmente llegaron casi a media noche del lunes, luego de 23 horas de viaje desde el Cono Sur.

Ahora fue el cuadro local, Tigres, el que puso de nervios a todo su equipo de logística, al llegar más tarde de lo previsto al estadio, teniendo que apresurar toda su preparación para el partido.

El conjunto de Ferretti cruzó el estacionamiento del lugar sólo 33 minutos antes del silbatazo inicial, programado a las 21:30 horas.

Desde una hora antes, las caras de los elementos de seguridad lo decían todo, el estar atentos a las indicaciones por radio, y enterándose que los felinos se estancaron en el tráfico citadino muchos kilómetros antes de las inmediaciones del inmueble.

"Vienen por la Diana (una escultura significativa de Monterrey), es lo que te puedo decir", alcanzó a comentar un elemento de seguridad.

Los minutos pasaron y el drama crecía, viendo sobre todo que los equipos acostumbra llegar una hora y media antes al estadio, como tiempo promedio.

El sonido de sirenas anunció que finalmente, a las 20:57 horas, el autobús oficial estaba arribando al inmueble, movilizando a todos para agilizar la preparación de los jugadores rumbo al calentamiento y partido.

Con el poco tiempo, el plantel ya no alcanzó a pisar el campo, y los implementos de entrenamiento fueron retirados. En el vestidor contrario, Oruro respiraba tranquilidad, luego de hacer su calentamiento con tiempo de sobra.

Dentro de todo no hubo que pedir tiempo suplementario al árbitro central, quien anunció todo para arrancar el partido a la hora indicada, no sin antes dejar un susto y una imagen para la anécdota, con unos felinos siendo tan vulnerables como cualquier otro ciudadano en medio la tormenta.

Tigres busca un triunfo ante el San José Oruro que lo califique en Libertadores, dándole la oportunidad de manejar con calma las últimas dos fechas del calendario regular.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×