Afición queretana opacó festejo del Campeón

Pocas veces en su sufrida historia, la afición del Querétaro entonó cánticos tan sentidos como esta noche para enorgullecerse a pesar del subcampeonato.
 Pocas veces en su sufrida historia, la afición del Querétaro entonó cánticos tan sentidos como esta noche para enorgullecerse a pesar del subcampeonato.  (Foto: Notimex)
Estadio La Corregidora, Querétaro -
  • Los Gallos Blancos dieron vuelta olímpica con el trofeo de subcampeón

Pocas veces en su sufrida historia, la afición del Querétaro entonó cánticos tan sentidos como esta noche para enorgullecerse a pesar del subcampeonato.

Mientras el inmueble retumbaba con un “¡Gallos, Gallos!” entre otros coros sobre el amor y la fidelidad por el equipo, los jugadores de Santos brincaban sobre la cancha como viviendo un momento alterno y paralelo.

Dos visiones de la misma realidad contrastaron en el césped donde los locales hicieron que la épica fuera posible, si bien se quedaron cortos.

Desde la compensación, cuando el título ya era imposible, la afición emplumada comenzó a cantar. Tras el silbatazo final, los decibeles fueron en aumento, sobre todo cuando el plantel de jugadores se reunió para formar un círculo donde todos se abrazaron.

Así, los jugadores dirigieron aplausos a la grada, donde una pequeña mancha verde también festejaba con un mejor motivo: el quinto título de Santos, tras la derrota por 3-0.

Sólo el sonido local con un “We Are the Champions” a todo volumen pareció callar a la gente que abarrotó el Corregidora con todo y sobrecupo y pasillos llenos.

Así, quienes comenzaron a dar la vuelta olímpica fueron los Gallos, por lo que incluso se cruzaron con el campeón cuando éste se dirigía al rincón donde estaba su público.

Los gritos de “¡Vuce, Vuce!” tampoco se hicieron esperar, así como un mensaje en el inmueble donde retumbó el “Gracias por hacernos soñar, gracias Gallos Blancos”.

Pero mientras los de Querétaro continuaron con paso pausado y gestos de agradecimiento, los brincos de euforia se veían del lado santista. Al final, el trofeo estaba ahí.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×