'Chuletita', de amargura celeste a gloria santista

Hace dos años Javier Orozco vivió una de las noches más amargas de su carrera cuando perdió la Final ante el América, y en la que falló el primer disparo para Cruz Azul en la serie de penales.
'Chuletita', de amargura celeste a gloria santista
Estadio Corregidora, Querétaro, México -
  • Javier Orozco por fin pudo convertirse en Campeón de Liga

Hace dos años Javier Orozco vivió una de las noches más amargas de su carrera cuando perdió la Final ante el América, y en la que falló el primer disparo para Cruz Azul en la serie de penales. El fútbol le concedió una revancha en el Clausura 2015 al convertirse en la figura del Campeón Santos luego de conseguir cuatro goles en la Final de ida ante Querétaro en el Estadio TSM de Torreón y con ello encaminar el quinto título de los Guerreros. Esa noche, Orozco duplicó la cantidad de goles lograda en toda la temporada que no había sido la más productiva de su carrera. Sin embargo, fueron los 90 minutos que lo convirtieron en la figura de la serie. Ya en la Vuelta tuvo que ser sacrificado y salir antes del 45 pues Querétaro apretaba con tres goles; sin embargo, con lo hecho en el primer duelo había firmado la gloria. "La vida, Dios me está premiando con esto. Así qué hay que aprovecharlo al máximo", aseguró el delantero quien para tener la noche soñada por cualquier delantero, debió padecer tres Finales perdidas con la Máquina celeste desde el Apertura 2005. La primera de esas finales fue en el Apertura 2008 cuando formó parte del plantel que perdió ante Toluca y cuya aportación fue un gol en 69 minutos. Después participó en el torneo que los cementeros disputaron la Final contra Monterrey en el Apertura 2009 con cuatro tantos en temporada regular pero sin conocer la victoria en la Final. En el Clausura 2013, “Chuletita” conformó el plantel que llegó hasta la última instancia frente al América. Al artillero celeste se le asignó cobrar el primer penal de la serie tras el empate 2-2 en tiempo regular pero su cobro alcanzó a ser desviado por el portero Moisés Muñoz. La imagen dejó a Orozco con las manos en el rostro frente a miles de seguidores en el Estadio Azteca mientras se lamentaba por el yerro.

"Yo creo que sí es una revancha (por las finales perdidas). Son dos copas ya una de Copa y una de Liga. Ahora esperemos que no haya lesiones que haya mucha salud para seguir adelante", finalizó el albiverde sonriente.

A sus 27 años, Javier Orozco por fin lo hizo, es Campeón de Liga y dedicó el título a su familia. 

ARAUJO RECORDÓ FANTASMAS DE CRUZ AZUL En tanto el zaguero Néstor Araujo recordó que cuando el partido de la Final de Vuelta estaba en desventaja pensó en los últimos instantes del duelo por el título contra América en el Clausura 2013, cuando militaba en Cruz Azul. “Se vienen fantasmas de lo que pasó con Cruz Azul y gracias a Dios con buen manejo de partido nos alcanzó”. “No lo tomo como revancha, yo siempre trabajé bien en Cruz Azul. Fue una tragedia por lo que pasó con América pero hay que disfrutar este momento. Ojalá que la Máquina ya se le dé porque yo sé lo que se siente estar ahí”, dijo el zaguero.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×