Matosas volvió a pisar la cancha del Azteca

Fiel a su estilo llegó Gustavo Christian Matosas al Estadio Azteca. Puntales a la cita, los Rojinegros del Atlas llegaron al coloso de Santa Úrsula para cumplir con el compromiso de la Jornada 2.
Fiel a su estilo llegó Gustavo Christian Matosas al Estadio Azteca. Puntales a la cita, los Rojinegros del Atlas llegaron al coloso de Santa Úrsula para cumplir con el compromiso de la Jornada 2.
 Fiel a su estilo llegó Gustavo Christian Matosas al Estadio Azteca. Puntales a la cita, los Rojinegros del Atlas llegaron al coloso de Santa Úrsula para cumplir con el compromiso de la Jornada 2.
Estadio Azteca, Ciudad de México -
  • Fue el 16 de mayo cuando dirigió su último partido como DT del América

Fiel a su estilo llegó Gustavo Christian Matosas al Estadio Azteca. Puntales a la cita, los Rojinegros del Atlas llegaron al coloso de Santa Úrsula para cumplir con el compromiso de la Jornada 2 ante el América, duelo que despertó la expectativa por el regreso del estratega uruguayo que el torneo pasado era el DT de las Águilas.

Fue a las 15:30 horas, apenas minutos después del arribo del América cuando llegó el camión del Atlas escoltado por algunos elementos de seguridad.

Uno a uno los jugadores Rojinegros comenzaron a descender del autobús siendo el Auxiliar Técnico de Matosas, Edwin Santibáñez quien bajó primero seguido por Zárate, Bergessio, Aldo Leao y demás integrantes del plantel tapatío.

Prácticamente al último descendió Gustavo Christian Matosas con su tradicional estilo, que fue en marcado por un blazer azul y lente oscuro además de una maleta y una pequeña mochila con la que caminó hasta los vestidores que hasta el torneo anterior fueron su casa y que hoy lo verán llegar como visitante.

Fue el sábado 16 de mayo cuando Matosas dirigió por última vez al América en la Vuelta de los Cuartos de Final del torneo y donde cayó ante el Pachuca en lo que representó la despedida del timonel Bicampeón del fútbol mexicano.

Una vez sobre la cancha del Azteca, Matosas fue cálidamente saludado por algunos jugadores como Paul Aguilar, Darío Benedetto, Oribe Peralta y Darwin Quintero, con quienes se fundió en un abrazo en el área técnica para luego comenzar a dirigir.

Sin embargo, Matosas no escapó a los abucheos y los insultos de la afición azulcrema que bajo el grito de: "¡puto, puto!" lo despidió para irse al vestidor al medio tiempo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×