El 'Volcán', de la fiesta a la angustia

Tigres regresó para presentarse ante su afición luego de fracasar en su intento por conquistar la Copa Libertadores, para recibir a unas Chivas que lucían como la víctima ideal para levantarse en...
 Tigres regresó para presentarse ante su afición luego de fracasar en su intento por conquistar la Copa Libertadores, para recibir a unas Chivas que lucían como la víctima ideal para levantarse en la Liga y sumar los primeros tres puntos del Apertura
Estadio Universitario, San Nicolás de los... -
  • Un par de golazos de Chivas arrebataron el triunfo a Tigres

Tigres regresó para presentarse ante su afición luego de fracasar en su intento por conquistar la Copa Libertadores, para recibir a unas Chivas que lucían como la víctima ideal para levantarse en la Liga y sumar los primeros tres puntos del Apertura 2015

Y así parecía todo en un principio. Primero un sólido cabezazo de Antonio Briseño tras un tiro de esquina y después una excelsa jugada de André-Pierre Gignac para marcar su primer gol en la Liga Mx, los felinos se pusieron arriba 2-0 con relativa calma.

El resto del partido parecía de trámite y en la tribuna el festejo por parte de los aficionados conocidos como ‘incomparables’ no se hizo esperar, pues en el terreno de juego parecía más cercana una goleada de los universitarios a que el Rebaño pudiera reaccionar y regresar al encuentro.

Sin embargo, un par de golazos de los tapatíos, por conducto de Raúl López y otro más de Michel Ramírez, combinado con la expulsión de Jesús Dueñas por una fuerte entrada sobre Carlos Salcido, hicieron que la fiesta se viniera abajo, que los gritos se convirtieron en silencio y sólo se mantuvieron de fondo los cánticos de los Libres y Lokos, incansables, inagotables, siempre alentando a los auriazules.

El panorama cambió por completo en el “Volcán”, que de ser una caldera hirviente a punto de hacer erupción con el primer triunfo de su equipo en el torneo, pasó a enfriarse y terminó de apagarse por completo, pidiendo la hora tras la expulsión de Nahuel Guzmán por reclamar al silbante.

Gignac tuvo una última para los felinos, pero el francés voló su disparo de manera increíble ante el marco abierto de Rodríguez. “Cómo no te voy a querer, cómo no te voy a querer”, fue el último esbozo de la afición de Tigres a su equipo, mientras Guido Pizarro la hacía de guardameta bajo los tres palos.

Así terminó el encuentro y se esfumó para la UANL, la oportunidad de brindarle una alegría a sus seguidores, quienes seguirán esperando por el primer triunfo en el torneo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×