Atlantistas volvieron 'Azulgrana' el Azul

Con la visita de sus Potros al Estadio Azul, miles de aficionados se dieron cita al inmueble, que por un momento volvió a ser Azulgrana
 Con la visita de sus Potros al Estadio Azul, miles de aficionados se dieron cita al inmueble, que por un momento volvió a ser Azulgrana
Estadio Azul, Ciudad de México -
  • El público azulgrana le hizo la entrada a la Máquina

Un partido que despertó poco interés en la afición de Cruz Azul fue, en cambio, todo un acontecimiento para el público azulgrana de la capital.

A pesar de que sus Potros perdieron 1-0 y que era juego de Copa, el apoyo fue tan cálido que los jugadores terminaron regalando camisetas a unos seguidores tan entusiastas como nostálgicos.

El tradicional "les guste o no les guste, les cuadre o no les cuadre..." se escuchó con fuerza desde afuera del Estadio Azul antes del partido que significó el reencuentro.

El cántico sonaba fuerte en una afición sufrida que no solo ve a sus Potros en el exilio cancunense, sino también en la división de Ascenso.

"¡Y ya lo ves, y ya lo ves, somos locales otra vez!", añadían los fanáticos a las porras, mientras otros se ufanaban de que Cruz Azul no esperaba tantos visitantes.

Efectivamente fue así y ello provocó tensiones innecesarias en la entrada, donde ya comenzado el partido aún habían cientos de atlantistas a quienes por minutos les cerraron las puertas en lo que desahogaban los tumultos al interior. Las autoridades del Azul habían dispuesto únicamente la parte alta de la Cabecera visitante, a todas luces insuficiente.

Después de amenazas de portazo, los fanáticos fueron ingresando conforme la Policía iba abriendo secciones de la parte baja, al final abierta en su mayoría para que cupieran los fieles fanáticos que dejaron de tener cerca a su equipo desde el 2007, el año de la mudanza y el último campeonato.

La efervescencia azulgrana, aunque fuera para celebrar a la defensa que parecía aguantar el 0-0 o exigir un par de penales, contrastó con la calma local, cuya barra fue mucho menos numerosa y con afición en el resto del estadio donde se mezclaban las camisetas celestes y visitantes.

El Atlante le hizo la entrada a Cruz Azul, que el sábado recibirá al América ante un lleno, un escenario muy distinto al de esta noche donde hubo 8,800 espectadores, una cifra nada pobre para un partido de Copa en el estadio que registra las peores asistencias en la Liga MX.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×