Padre e hijo, separados por las camisetas

Uno es de Tigres, el otro es de Rayados; el lazo sanguíneo es inquebrantable, pero al momento del fútbol, hay diferencias entre ellos.
Padre e hijo, separados por las camisetas
Estadio BBVA Bancomer, Monterrey, Nuevo León -
  • Demuestran que la convivencia familiar y el buen ambiente prevalecen en los estadios de México

Día inhabitual en la Sultana del Norte para asistir al fútbol, pero la fiel afición de Rayados acudió al llamado de su equipo, que ante Puebla se juega gran parte de la posibilidad de meterse a puestos de Liguillas.

Entre la multitud que llega al BBVA Bancomer, destacan Ricardo Alanís con su playera de Tigres y el pequeño ‘Ricky’, orgulloso portando el jersey albiazul: padre e hijo, separados por los colores de la rivalidad en la cancha, pero que fuera de ella muestran una unión de sangre inquebrantable.

"Azares del destino yo creo, todavía esperamos que el día de mañana pueda recapacitar ‘Ricky’ y hacerse de un buen equipo como lo es Tigres", dijo en tono de broma el padre de familia.

Por su parte, el pequeño no se intimida ante la "carrilla" de su progenitor y expone sus argumentos para ser seguidor de la Pandilla: "Yo le voy a Rayados porque tienen muchos mejores jugadores que Tigres; me gusta el uniforme y los jugadores", afirmó el niño.

El señor Alanís señala que el acudir a los estadios tanto de Rayados como de Tigres con sus respectivas playeras como padre e hijo, es un mensaje y ejemplo de tolerancia en el fútbol.

"Yo creo que (su afición a Tigres) es desde que tengo uso de razón, pero la verdad es que el equipo no importa, la cuestión es que una a la familia sean Tigres o Rayados. Yo creo que es un ejemplo de tolerancia y de unión", comentó. ¿Le han dicho algo cuando fue al Tec o ahora aquí que trae playera de Tigres?

"No, para nada, siempre todo con mucho respeto", expresó el seguidor de los felinos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×