Pasó afición Tigre 7 filtros de seguridad en CU

La afición de Tigres, incluyendo a la 'Libres y Lokos' fueron fuertemente custodiados en su llegada a CU.
Pasó afición Tigre 7 filtros de seguridad en CU
Estadio Olímpico Universitario, Ciudad de México -
  • La 'Libres y Lokos' fue fuertemente custodiada para llegar a CU

Un operativo de seguridad intenso fue el que rodeó a la afición de Tigres este domingo hasta su ingreso al Estadio Olímpico para la Final del Apertura 2015.

Hasta siete filtros debían pasar los fanáticos para llegar a sus asientos, todos en la Cabecera Norte, sin contar con las decenas de patrullas y motos que fueron escoltas de la barra "Libres y Lokos".

"Muy buena vigilancia, creo que hasta de más; hemos pasado seis revisiones. Fueron las mismas revisiones en todos lados, el cateo, la basculeada como dicen. Seis hasta llegar aquí y todavía no sé cuántas me faltan", explicó Sergio Sepúlveda, aficionado que hizo el viaje por avión.

El primer filtro era para ingresar a pie al estacionamiento, donde se acordonó a los fanáticos con autobuses de la Policía como una inmensa valla, también imponente por los efectivos que vigilaban desde el techo de los vehículos.

El mismo anillo de seguridad incluía reflectores portátiles, tanto en el perímetro como en el punto donde los aficionados debían enseñar sus boletos, así como Policía montada y elementos con perros.

Después de ellos seguían filtros para que los visitantes fueran revisados físicamente, otro para entregar el boleto y uno más para ingresar a la grada, sin contar los que pasaron los aficionados que hicieron el viaje por carretera.

La Secretaría de Seguridad Pública local colocó centros de revisión en cada punto de ingreso a la ciudad, principalmente en la caseta de Tepotzotlán, por donde llegó la mayoría de los casi 30 autobuses que recorrieron alrededor de 11 horas de carreteras.

Por ello, la "Libres y Lokos" fue la última en llegar, fuertemente escoltada por decenas de motos y patrullas. La barra llegó apenas una hora antes del inicio del juego e incluso la Policía cerró por un par de minutos la lateral de Avenida Insurgentes para no detener el paso de los ocho autobuses donde sus ocupantes no tenían permitido abrir ventanas y ni siquiera cortinas.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×