Aquino, por fin es Campeón de Liga

Regresó de España para ponerse una corona La espera, el sacrificio y esfuerzo de Javier Aquino ha rendido frutos. A sus 25 años, el oaxaqueño sabe por primera vez en su carrera profesional lo que...
Regresó de España para ponerse una corona 
La espera, el sacrificio y esfuerzo de Javier Aquino ha rendido frutos. A sus 25 años, el oaxaqueño sabe por primera vez en su carrera profesional lo que es ser Campeón de Primera División, algo que no pudo
 Regresó de España para ponerse una corona La espera, el sacrificio y esfuerzo de Javier Aquino ha rendido frutos. A sus 25 años, el oaxaqueño sabe por primera vez en su carrera profesional lo que es ser Campeón de Primera División, algo que no pudo  (Foto: Notimex)
Monterrey, Nuevo León -
  • Regresó de España para ponerse una corona 

La espera, el sacrificio y esfuerzo de Javier Aquino ha rendido frutos. A sus 25 años, el oaxaqueño sabe por primera vez en su carrera profesional lo que es ser Campeón de Primera División, algo que no pudo hacer con Cruz Azul, equipo que lo debutó en el Máximo Circuito.

Casi cinco años y medio desde su debut, le tomó a Aquino poder levantar un título con un club y qué mejor que con Tigres, equipo que depositó su confianza en él tras repatriarlo a México tras un desafortunado paso por Europa.

El camino para Aquino no fue fácil desde que se encontraba en su natal San Francisco Ixhuatán, donde a corta edad un pequeño de corta estatura y complexión delgada, soñaba con algún día convertirse en futbolista, pero antes tuvo que superar golpes y reveses que lo fortalecieron, que lo hicieron crecer y lo prepararon para su futuro.

Un duro revés fue no haber sido registrado en la Tercera División de Cruz Azul cuando ya se lo habían prometido; sin embargo no bajó los brazos y su dedicación se vio redituada cuando a los 15 años fue llevado al Distrito Federal, para a los 20 recibir finalmente la oportunidad de debutar con La Máquina.

A pesar de que el canterano cruzazulino mostró grandes cualidades de inmediato, con los cementeros no pudo trascender, hasta que en el 2013 llegó su pase al Villarreal que se encontraba en Segunda División, se logró el ascenso y el oaxaqueño dejó de ser tomado en cuenta por lo que lo transfirieron al Rayo Vallecano, donde tampoco se pudo consolidar.

Los primeros éxitos llegaron con la playera de México y las medallas de oro en los Panamericanos 2011 y Juegos Olímpicos de Londres 2012, pero la ruta a nivel club seguía sin estar cara, hasta que apareció Tigres en el camino y 21 partidos fueron suficientes para demostrarle al “Tuca”, al Ing. Alejandro Rodríguez y a la afición ‘incomparable’, que lo mejor de Javier Aquino está por venir.

 

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×