Cuauhtémoc Blanco se despidió cerca de la gloria

Cerca de marcar un golazo y participando de los mejores minutos del América en el torneo, Cuau dijo adiós.
El 'Temo' se despidió y lució en el Azteca.
Estadio Azteca, Ciudad de México -
  • El histórico jugador salió de cambio al 37' primer tiempo

Esta vez, la suerte no le sonrió, pero demostró que su talento y todo lo que significa para el americanismo están intactos.

Saltó a la cancha del Estadio Azteca como hace nueve años no lo hacía. Con la playera del América y el gafete de capitán en su brazo derecho, Blanco Bravo encabezó a las Águilas en el protocolo de la Liga MX, no sin antes saludar al árbitro y estrechar la mano de algunos jugadores como Carlos Adrián Morales.

Comenzó el partido y el Azteca solo tenía una voz: "¡Cuauhtémoc, Cuauhtémoc!".

Con el 100 en los dorsales, ya lejos del físico que lo encumbró como ídolo, pero con el carisma que lo inmortalizara, el "Temo" arañó la gloria luego de un contragolpe en el que recibió el pase de Oribe Peralta, recortó al centro y ante una complaciente defensa trató de techar al portero, pero el travesaño le negó el gol.

Pocas veces ha explotado el Azteca con un tiro al poste y prácticamente nunca han vitoreado a un jugador tras eso. Cuauhtémoc es diferente.

El ídolo también estuvo cerca al 21', pero un defensa le tapó el disparo y de nueva cuenta se ahogó el grito de gol.

Cada vez que venía un tiro de esquina y Cuau tomaba la pelota. la gente le gritaba que no. Todos querían verlo festejando un gol.

Llegó entonces el minuto 37 y con ello el adiós. Cuauhtémoc Blanco cruzó toda la cancha, le entregó el gafete a Sambueza y se fue aplaudido por la gente para dejarle su lugar a Darwin Quintero.

El ídolo dijo adiós de forma definitiva.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
ç
×