Vancouver Whitecaps 1-1 New England Revolution... Empate para el recuerdo

Como ha sido costumbre hasta la fecha, el Empire Field de Vancouver fue el escenario de un partido para el recuerdo este miércoles.
Como ha sido costumbre hasta la fecha, el Empire Field de Vancouver fue el escenario de un partido para el recuerdo este miércoles.
 Como ha sido costumbre hasta la fecha, el Empire Field de Vancouver fue el escenario de un partido para el recuerdo este miércoles.
Vancouver, Canadá -
  • Obviamente, los más beneficiados por esta situación han sido los hinchas de Vancouver

Como ha sido costumbre hasta la fecha, el Empire Field de Vancouver fue el escenario de un partido para el recuerdo este miércoles. El empate 1-1 entre el cuadro local y el New England Revolution dejó un saldo de dos goles, seis tarjetas, tres expulsiones y hasta dos camisetas de Eric Hassli.

De mantenerse así, la casa de los Whitecaps prontamente se convertirá en el mejor estadio de la MLS – por lo menos en cuanto a ambiente y espectáculo. “Hemos jugado tres partidos entretenidísimos frente a nuestra afición”, dijo el portero Jay Nolly luego del duelo ante los revolucionarios. “En el primero nos demoramos en marcar goles, en el segundo tuvimos una remontada épica, y esta noche demostramos much garra”. Obviamente, los más beneficiados por esta situación han sido los hinchas de Vancouver, que han visto de todo en estas primeras fechas de la temporada 2011. La noche del miércoles no fue la excepción. Las cosas se pusieron interesantes promediando el primer tiempo, cuando Terry Dunfield – el capitán de los Whitecaps ante la ausencia de Jay DeMerit – se lesionó y tuvo que ceder la capitanía a John Thorrington, quien jugó su primer partido oficial del año. Luego, el árbitro Baldomero Toledo expulsó al mediocampista Gershon Koffie al filo del entretiempo. A pesar de la desventaja numérica, los ‘Caps no se vinieron abajo: cambiaron a una formación 4-4-1, estuvieron ordenados atrás y crecieron en ataque con el ingreso del delantero Hassli. Este último rompió el cero diez minutos después del descanso al convertir un penal contra Zak Boggs (por falta sobre Camilo) en el 1-0 parcial. Sin embargo, el ariete francés se dejó llevar por la emoción y se sacó una de las dos camisetas que llevaba puestas, lo que le significó su segunda amarilla de la noche. “Jugar con dos hombres menos es difícil, pero estar abajo 0-3 en el minuto 73, tal como ocurrió el sábado pasado [frente a Kansas City] es aún más difícil, y lo logramos [la remontada]”, dijo Thorrington. “Hay que tener una actitud positiva para ganar en esta liga, y hemos demostrado una buena actitud hasta el momento”. Vancouver estaba a punto de celebrar un gran triunfo, pero Ilija Stolica le arruinó la fiesta en el tercer minuto de descuento con el gol de la igualdad definitiva 1-1. A pesar del final decepcionante, los hinchas se mantuvieron de pie y aplaudieron a su equipo después del partido. “Nuestra afición es tremenda”, dijo el defensor Jonathan Leathers. “Cada equipo que ha venido a este estadio ha quedado fascinado con nuestra afición. Tenemos un ambiente que nadie puede superar”. “Jugamos por ellos”. Con información de www.FutbolMLS.com

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×