Rafael Márquez sin arrepentimientos de estar en la MLS

El rótulo del Red Bull New York establece inequívocamente quienes son sus luminarias: Thierry Henry y Rafael Márquez en primera fila.
El rótulo del Red Bull New York establece inequívocamente quienes son sus luminarias: Thierry Henry y Rafael Márquez en primera fila.
 El rótulo del Red Bull New York establece inequívocamente quienes son sus luminarias: Thierry Henry y Rafael Márquez en primera fila.
Harrison, New Jersey, EUA -
  • Márquez luce plenamente a gusto con su nuevo entorno

El rótulo del Red Bull New York establece inequívocamente quienes son sus luminarias: Thierry Henry y Rafael Márquez en primera fila.

Es la sociedad delantero-defensor que pueden disfrutar juntos partidos de la NBA gracias al semi anonimato que han encontrado en Estados Unidos tras haberse apartado del frenesí del futbol europeo.

Al hablar en el umbral de iniciar su segunda Temporada en la MLS, y primera completa, Márquez luce plenamente a gusto con su nuevo entorno.

"Estoy contento y no me he arrepentido en lo más mínimo de haber tomado esta decisión"

"Estoy contento y no me he arrepentido en lo más mínimo de haber tomado esta decisión", declaró Márquez en el estadio que el Red Bull New York inauguró el año pasado a un costo de 200 millones de dólares. "Estoy en una Liga que va creciendo, en un equipo con muchas posibilidades de ganar un campeonato".

Márquez, quien el mes pasado cumplió los 32 años, desembarcó en Estados Unidos tras el Mundial de Sudáfrica, luego de más de una década de una exitosa trayectoria europea que alcanzó su cenit con el Barcelona de España.

-¿Echa de menos Europa, qué es lo que más encuentra diferente?-"Me acostumbré sin problemas. Quizás la diferencia es que, viviendo en Nueva York, nadie me molesta, no te reconocen tanto en la calle. Aquí el aficionado no está detrás tuyo, salvo en los días de los partidos, cuando se acercan más para pedirte el autógrafo".

-¿Quizás jugando en Barcelona los viajes eran en charter y aquí son comerciales?-”Las otras diferencias están en cuanto a cartel y nivel de competencia, pero que son obvias dentro de un campeonato profesional que apenas va para su 16 Temporada”.

"Los parámetros son bastante grandes, hay mucho con respecto a España y Europa", afirmó el mexicano.

Está el juego directo y de mucha velocidad que es el sello de la MLS.

"No es cosa que mis compañeros se acoplen a mi forma de jugar, más bien yo me tengo me acoplar al estilo de la Liga aquí", aseguró.

Cuando llegó el año pasado, Márquez expresó que aún tenía la capacidad para un par de Temporadas adicionales en Europa.

Fue enfático en advertir que no aceptó la oferta del Red Bull New York, cuyos dueños son la empresa austríaca de la bebida energética, para disfrutar relajado la recta final de su carrera.

El Red Bull New York fue eliminado en la primera ronda de los Playoffs el año pasado, una experiencia que dejó a Márquez masticando amargura.

"Las expectativas eran otras. A pesar de la poca preparación que tuve al llegar, mi idea era que el equipo tenía para hacer mucho más y al final no nos alcanzó", afirmó.

Su ambición es triunfar en Estados Unidos, donde —salvo Cuauhtémoc Blanco— pocos jugadores de la Selección Mexicana han dejado huella. También sabe bien que el equipo de Nueva York nunca ha salido campeón en la MLS.

"Aquí quiero conseguir un campeonato, ganar todos los partidos posibles y hacer que este club sea reconocido como el mejor de Estados Unidos", señaló.

Lo que cambia en 2011 es que empieza la nueva Temporada completamente fresco, sin arrastrar secuelas de lesiones.

Además, el técnico sueco Hans Bäcke confirmó de antemano que le pondrá a jugar en su habitual puesto de marcador central y no el mediocampo, como hizo en sus primeros meses en la MLS.

"Todo este tiempo de descanso, con la Navidad y todo, le va ser de mucha ayuda", dijo Bäcke. "Se ha visto en la Pretemporada, ha estado excepcional. Es una fortuna tener a alguien con toda esa experiencia de estar con grandes clubes, un centenar de partidos internacionales. Es un jugador muy táctico e inteligente".

Y Márquez tiene algo más para motivarse. Se trata de la Selección Mexicana, con el deseo de llegar al Mundial de Brasil 2014.

México tiene dos compromisos sucesivos entre junio y julio, la Copa de Oro y la Copa América, pero aún no sabe a cuál le tocará ir.

"Ya decidirá el técnico (José Manuel de la Torre) si voy a la Copa de Oro o la Copa América, yo estoy dispuesto a estar en cualquiera de las dos, es una pena que las fechas coincidan tan cerca".

Aún a la distancia transcontinental, Márquez dice que sigue atento al Barcelona, orgulloso de decir que ahora mismo se es testigo al mejor equipo de la historia.

"El primer lugar en todos los sentidos", sostuvo. "Como todos los equipos, tiene sus altas y sus bajas, pero creo que al final van a llegar más títulos. Me quedo contento porque siguen haciendo lo mismo que cuando estaba".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×