Cruz Azul sufrió, pasó y va contra el Real Madrid

En medio de un torrencial aguacero, Cruz Azul se impuso 3-1 al Sydney Wanderers de Australia y cumplirá el sueño de medirse al Real Madrid.
En medio de un torrencial aguacero, Cruz Azul se impuso 3-1 al Sydney Wanderers de Australia y cumplirá el sueño de medirse al Real Madrid.
 En medio de un torrencial aguacero, Cruz Azul se impuso 3-1 al Sydney Wanderers de Australia y cumplirá el sueño de medirse al Real Madrid.  (Foto: Reuters)
Estadio Rabat, Rabat, Marruecos ante una pobre... -
  • La Máquina celeste debutó en el Mundial de clubes con un triunfo en tiempo extra
  • La lluvia impidió un buen desarrollo del partido durante los 90 minutos

En medio de un torrencial aguacero, Cruz Azul se impuso 3-1 al Sydney Wanderers de Australia y cumplirá el sueño de medirse al Real Madrid.

En una cancha avalada por FIFA que parecía más bien de waterpolo, los mexicanos sufrieron contra un club formado hace apenas dos años y que también debutó en la competencia.

Pero, gracias a dos penales acertados por Gerardo Torrado y un remate de Mariano Pavone, lograron el objetivo de clasificar a Semifinales donde los espera el club Blanco.

La ventaja que puso a La Máquina contra la pared fue obra del italiano Iacopo LaRocca quien aprovechó un rechace de la defensa al centro.

Sin dudar, el centrocampista prendió el esférico con potencia y lo colocó entre los tres postes para vencer a Corona, quien pese a la estirada, no alcanzó el balón en el 1-0 al 66’.

Fabián generó para los mexicanos un par de disparos a los 19’ y 23 minutos pero no pudo anotar. No fueron las únicas que desperdició el celeste pues al final pudo vestirse de héroe pero quiso controlar el esférico y dio tiempo al portero Ante Covic para reaccionar.

La desesperación se apoderó del Cuerpo Técnico celeste que no dudaron en sustituir a dos defensas e ingresar a Joao Rojas y al delantero Ismael Valadez con tal de no perder el duelo.

En especial porque al 73’ el Wanderers se quedó sin Spiranovic que fue expulsado por doble amonestación.

Así fue como llegó el momento del arquero Cavic, quien se llevó las palmas al 74’ cuando sacó un disparo de Christian Giménez de tiro libre que amenazaba el ángulo de la portería.

Los celestes mandaban pelotazos al área hasta que un defensa derribó a Fabián y el árbitro Noumandiez decretó el riguroso penal.

Gerardo Torrado se plantó frente a la portería y tras engañar al arquero con su disparo, acertó el 1-1 al 90’.

El rival se desfondó en tiempo extra cuando sufrió la expulsión de LaRocca y fue cuando un disparo de Valadez fue rechazado por el arquero. Pavone, cual cazador implacable de goles, apareció para empujar la redonda en las redes.

Ya sin presión, La Máquina encontró un nuevo tiro de castigo desde los once pasos y otra vez Torrado acertó a los 117’ minutos de partido.

Cruz Azul sufrió pero logró imponerse ante un rival cuya virtud fue aprovechar su única oportunidad. Ahora La Máquina tendrá que medirse contra el Madrid, líder en la Liga de España y con un récord de 20 victorias consecutivas.

No te pierdas