Kashiwa Reysol (4)1-1(3) Monterrey... Regios se quemaron en los penales

Los Rayados de Monterrey no pudieron ante el Kashiwa Reysol y cayeron en la tanda de los penales 4-3 para un global de 5-4, luego del empate 1-1 en el tiempo regular.
 Los Rayados de Monterrey no pudieron ante el Kashiwa Reysol y cayeron en la tanda de los penales 4-3 para un global de 5-4, luego del empate 1-1 en el tiempo regular.  (Foto: Notimex)
Estadio Toyota, ante una buena entrada -
  • Luis Pérez y Jonathan Orozco fallaron desde los once pasos para el Monterrey
  • Los regios deberán permanecer en Nagoya para jugar ante el Espérance un partido que ofrece el quinto y sexto lugar del certamen

El sueño de hacer un papel histórico para los clubes mexicanos se esfumó desde los once pasos para el equipo de Monterrey, al perder este domingo en penales frente al Kashiwa Reysol. El debut en este torneo para el conjunto de la Sultana del Norte no fue el deseado por todos, pero luchó hasta los últimos minutos por la victoria, a la cual pudo haberse encaminado los primeros instantes del juego, pero le falló la puntería en la portería enemiga. Fueron justamente Humberto Suazo, el Capitán Luis Pérez y Jonathan Orozco, tres de sus jugadores estelares quienes fallaron a la hora buena, el primero durante el tiempo regular y los otros dos en los tiros penales. El "Chupete" pudo escribir la historia a favor del cuadro regiomontano desde los primeros minutos, al tener dos oportunidades claras, pero el andino no tuvo la precisión en sus disparos frente a las redes. Cuando apenas transcurría el minuto 2, el atacante chileno entró al área y encaró al portero, pero terminó ahogado sobre la línea y si bien alcanzó a retrasar a Jesús Zavala, el mediocampista sacó un disparo que el portero desvió a dos manos. A los 14' el seleccionado sudamericano volvió a perdonar, tras un desborde de César Delgado, quien le puso al delantero un pase preciso y éste disparó de pierna izquierda pero el balón fue a la base del metal. El Monterrey tuvo el control de la pelota por buenos lapsos del primer tiempo, pero careció de esa contundencia. Mientras tanto, el Kashiwa, que ante los albiazules mostró esa misma rapidez y orden del primer duelo contra el Auckland City, dejó en claro que es un conjunto al que se le debe de tener respeto, lo cual deberá de tomar en cuenta el Santos de Brasil, su rival en las Semifinales. El cuadro dirigido por Nelsinho no vaciló en jugarle de tú a tú a los mexicanos, poniéndolos en aprietos en varias ocasiones durante el duelo, incluso después de que los visitantes tenían mejor control del partido y desperdiciaron varias oportunidades, lograron ponerse arriba en el marcador a los 53' a través de su máximo referente Leandro Domingues. El mediocampista carioca hizo un golazo, luego de tomar un centro por la derecha que prendió de volea para poner el 1-0. Tras esta sacudida, el Monterrey logró reaccionar y cinco minutos después logró igualar los cartones a los 58' a través de Suazo. En el resto del partido hubo algunas jugadas de peligro de ambos lados, pero ninguno de los dos cuadros logró concretar, para irse de esta forma a los tiempos extras donde no se hicieron daño y dar paso con ello a la definición desde los 11 pasos. El conjunto del Cerro de la Silla fue el encargado de abrir la tanda de tiros, dejando esa responsabilidad a Luis Pérez, quien lamentablemente erró su disparo luego de mandar un tiro suave a la izquierda que atajó el guardameta japonés. Este hecho derrumbó anímicamente no sólo al mediocampista, sino a todo el equipo de Rayados que no logró sobreponerse a esta falla. Por el Kashiwa, Domingues fue el encargado de cobrar el primer tiro, lo cual hizo de forma magistral. Los siguientes disparos del Monterrey los hicieron efectivos Suazo y Ayoví, en tanto que por los japoneses anotaron Jorge Wagner y Kurisawa, pero enseguida el arquero rayado Jonathan Orozco agarró la pelota, se paró en el manchón y su tiro pegó en el poste izquierdo, para firmar prácticamente la derrota de La Pandilla, ya que si bien en el siguiente cobro del rival le atajó el disparo a Tanaka, y luego de que César Delgado también anotara, Hayashi estremeció las redes con su disparo para sepultar cualquier esperanza albiazul y provocar con ello la locura en el Estadio Toyota que celebró el pase a las Semifinales de su equipo. Por su parte, Rayados deberá de permanecer en Nagoya para disputar el próximo miércoles un partido por el quinto y sexto lugar sin sabor a nada, al medirse al Espérance, que dos horas antes perdió ante el Al Saad.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×