El número seis, ¿fiel aliado del Tri?

México está a 90 minutos de convertir el número seis en su mejor aliado en el futbol. Luego de la gesta heroica que este jueves consiguieron los pupilos de Raúl Gutiérrez, todo está servido para...
México está a 90 minutos de convertir el número seis en su mejor aliado en el futbol. Luego de la gesta heroica que este jueves consiguieron los pupilos de Raúl Gutiérrez, todo está servido para que el Tri pueda volver a alzar un título de FIFA.
 México está a 90 minutos de convertir el número seis en su mejor aliado en el futbol. Luego de la gesta heroica que este jueves consiguieron los pupilos de Raúl Gutiérrez, todo está servido para que el Tri pueda volver a alzar un título de FIFA.  (Foto: Notimex)
Ciudad de México -
  • En 1999 México consiguió su primer título avalado por la FIFA
  • En octubre del 2005, el Tri Sub-17 alzó su primer título del mundo

México está a 90 minutos de convertir el número seis en su mejor aliado en el futbol. Luego de la gesta heroica que este jueves consiguieron los pupilos de Raúl Gutiérrez, todo está servido para que el Tri pueda volver a alzar un título avalado por la Federación Internacional de Futbol Asociado y no sólo eso, sino para que quede demostrado que cada seis años el balompié azteca logra lo impensado. La historia que comenzó hace varios meses y tuvo su punto álgido el pasado 18 de junio, podría terminar con algo más que alegría y emoción para los 100 millones de mexicanos que impulsarán al Tri en su búsqueda por hacerse, una vez más, con el trofeo del orbe de la categoría. Fue en 1999 cuando el seis decidió pintarse Tricolor. Si bien, seis años antes la Selección Mexicana de futbol se quedó en la orilla con su primera participación en la Copa América cayendo derrotado en la Final ante Argentina, el verano del penúltimo año del siglo significó el inicio del romance con el "6". En ese año, México albergó por primera y única vez la Copa FIFA Confederaciones, luego de las dudas generadas en la Fase de Grupos donde apenas se pudo empatar con Bolivia y derrotar por la mínima diferencia a Egipto, el Tri enfrentó las Semifinales ante el odiado rival. Los Estados Unidos complicaron al equipo de Manuel Lapuente a lo largo de los 90 minutos y un tanto de Cuauhtémoc Blanco en tiempo de compensación metió al seleccionado local a la Final ante Brasil. Tras un auténtico festín de goles, el 4 de agosto de 1999, México victimó 4-3 a Brasil y logró alzar por primera vez un trofeo avalado por la FIFA y que colocó a la Selección Mexicana en la élite de los pocos combinados que pueden presumir de tener un título del máximo organismo rector del futbol mundial en sus vitrinas. Seis años más tarde, en 2005, el destino tendría otra sorpresa deparada para el futbol azteca. Nadie los conocía, eran niños completamente desconocidos que poco a poco fueron provocando que las miradas de todo México se fijaran en tierra inca para ver como un grupo de mexicanos lograba lo que hasta ese momento parecía imposible. Como un capricho más del destino, el 16 de septiembre de ese año, justo el día de la Independencia, el Tri de Jesús Ramírez inició su andar por la Copa del Mundo Sub-17 de Perú 2005. México derrotó 2-0 a Uruguay sin que muchos hicieran caso. Tres días más tarde la clasificación a Cuartos de Final se hizo realidad cuando se goleó 3-0 a Australia para que México avanzara, apenas por tercera vez en este tipo de competencias a la segunda ronda. Costa Rica fue el rival que el combinado azteca tuvo que superar para posteriormente enfrentar a Holanda en la Semifinal. El 4-0 con el que el Tri sepultó a la "Naranja Mecánica" provocó que todos los mexicanos se preguntaran si estaban viviendo un sueño o era realidad, México estaba a 90 minutos de ser Campeón del Mundo en futbol, algo que nadie hubiera pensado. Y llegó el 2 de octubre del 2005, poco más de seis años después de aquel título de la Copa FIFA Confederaciones, apareció una noche mágica en la que 11 mexicanos derrotaron al todopoderoso "Scratch du Oro" por 3-0 para coronarse como la mejor Selección del orbe. Hoy, prácticamente seis años después, la Selección Mexicana puede estar confirmando un íntimo y discreto romance con el número seis, pues de ganar el campeonato del próximo domingo en la cancha del Estadio Azteca, el Tri estaría convirtiendo en una sana costumbre, el ganar un trofeo de la FIFA cada seis años.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×