Caótica inauguración del Mundial Sub-17

El debut del estadio Morelos en la inauguración del Mundial Sub-17 México 2011 resultó más apurado de lo previsto.
El debut del estadio Morelos en la inauguración del Mundial Sub-17 México 2011 resultó más apurado de lo previsto.
 El debut del estadio Morelos en la inauguración del Mundial Sub-17 México 2011 resultó más apurado de lo previsto.  (Foto: Juan Manuel Terán)
Estadio Morelos -
  • El acceso al estadio comenzó cerca de las 14:00 horas cuando fue anunciado a la 13:00
  • Cientos de aficionados esperaron en la explanada y sufrieron con los más de 30 grados
  • La reventa ofrecía boletos hasta en cinco veces más de su precio original

El debut del estadio Morelos en la inauguración del Mundial Sub-17 México 2011 resultó más apurado de lo previsto. Con síntomas de improvisación y hasta de desorganización, el primer partido de la justa mundialista tuvo algunos problemas que se fueron resolviendo con el andar del tiempo, aunque fueron miles de aficionados lo que pagaron que hasta cerca de las 14:00 horas aún no se abrieran las puertas del estadio.   Cientos de seguidores michoacanos, enfundados en su playera del Tri, arribaron antes del mediodía a los alrededores del inmueble esperando poder ingresar y comenzar a disfrutar de la fiesta previa a la inauguración de la máxima justa balompédica del orbe. Para su sorpresa, se encontraron con un estadio que hasta las 12 y media del día no había abierto ni siquiera las puertas del estacionamiento y mucho menos tenía acceso a las tribunas.   Familias enteras tuvieron que comenzar a hacer una larga fila de automóviles para organizar el acceso a los estacionamientos que hasta ese momento parecería caótico. Además, en las taquillas recién construidas para albergar los partidos del Mundial una gran cantidad de personas se encontraron con la sorpresa de que los boletos que habían adquirido meses atrás en la preventa, no correspondían con los que les entregaban, situación que les causaba un problema por encontrarse en tribuna de sol y no de sombra como lo habían comprado.   Cerca de la 1 de la tarde las puertas por fin se abrieron. A pie y en carro la gente comenzó a ingresar y a copar la explanada del Morelos, aunque de nueva cuenta se encontraron con que tenían que comenzar una nueva fila, ahora frente a los accesos, pues fue hasta cerca de las 14:00 horas cuando los aficionados pudieron ingresar a las plateas del Morelos.   Dicha situación provocó que algunas personas tuvieran que esperar durante más de dos horas en las afueras del estadio y con los casi 30 grados de temperatura que a las 12 del día azotaban la capital michoacana. De hecho, en la puerta 4 del coloso una niña que acompañaba a sus padres se desmayó por el incesante calor, provocando la movilización del personal de emergencia, aunque todo terminó con una leve deshidratación.   La tardanza que tuvieron en abrir las puertas al estadio  provocó que cientos de aficionados se encontraran haciendo fila a alas fueras cuando el partido ya había comenzado, de hecho fue cerca del minuto 25 del primer tiempo cuando el inmueble lució completamente abarrotado en todas sus secciones, por lo que muchos se perdieron el primer gol de la Copa del Mundo que fue a los 3’ de iniciado el partido.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×