Brasil 2-1 Corea del Norte... Brasil tomó el liderato de su grupo

Aunque su actuación no fue tan espectacular como suele hacerlo, Brasil logró iniciar con el pie derecho su participación en el Mundial de Sudáfrica 2010 al derrotar 2-1 a Corea del Norte en un...
Aunque su actuación no fue tan espectacular como suele hacerlo, Brasil logró iniciar con el pie derecho su participación en el Mundial de Sudáfrica 2010 al derrotar 2-1 a Corea del Norte en un duelo que se tornó difícil para el Pentacampeón.
 Aunque su actuación no fue tan espectacular como suele hacerlo, Brasil logró iniciar con el pie derecho su participación en el Mundial de Sudáfrica 2010 al derrotar 2-1 a Corea del Norte en un duelo que se tornó difícil para el Pentacampeón.
Ellis Park Stadium, Sudáfrica ante un lleno -
  • Derrotó a Corea del Norte con goles de Maicon y Elano
  • El partido se disputó a 1 grado centígrado de temperatura

Aunque su actuación no fue tan espectacular como suele hacerlo, Brasil logró iniciar con el pie derecho su participación en el Mundial de Sudáfrica 2010 al derrotar 2-1 a Corea del Norte. La victoria le permitió al Pentacampeón del Mundo adueñarse por el momento del liderato del Grupo G con tres puntos, luego de que en el juego previo entre Portugal y Costa de Marfil empataran sin goles. Los goles verdeamarelhas no fueron obra de sus delanteros, sino de Maicon y Elano, quienes al 55' y 71' respectivamente, marcaron dos vistosos goles para la victoria brasileña. A dos minutos de que concluyera el partido, los coreanos aceleraron a fondo pese a las bajas temperaturas que azotaron Johannesburgo y marcaron su único gol al 88', gracias a Yun Nam Ji que superó por velociodad a la defensa brasileña. El siguiente compromiso para Brasil será el próximo 20 de junio ante Costa de Marfil, mientras que Japón, obligado a ganar debido a que es la única selección sin puntos en el grupo se medirá a Portugal un día después. EL PARTIDO El debut del Pentacampeón del mundo no fue tan espectacular como las cinco estrellas que ostenta. Los dirigidos por Dunga incluso tuvieron dificultades para meter el primer gol y por momentos, hasta permitieron que los coreanos consiguieran un par de contragolpes en la primera mitad. El sistema del técnico brasileño no fue tan ordenado, sin embargo, los frutos llegaron en gran medida a las individualidades con las que cuenta el equipo. Uno de los síntomas de lo anterior fue el número de veces que intentaron marcar de media distancia. Maicon, Michel Bastos,Elano y Robinho lo intentaron al menos en una ocasión sin éxito. La primera de las sólo tres ocasiones de gol que tuvo Corea del Norte también se produjo con un disparo de Hong Yong Jo, que pasó por un costado y que pudo abrir el marcador. Las combinaciones en la ofensiva brasileña no fueron lo peligrosas que se esperaba, sobre todo por el desempeño que tienen jugadores como Kaka, Luis Fabiano y Robinho con sus clubes. La mayoría de los disparos a gol y al menos los dos goles brasileños no fueron anotados por delanteros. El primero de ellos incluso corrió a cargo del lateral izquierdo Maicon. El defensa del Inter sorpredió con un disparo de derecha al 55', cuando parecía que el ángulo de tiro ya se le había acabado sobre la línea de meta. El balón lo prendió de formas tan precisa que pasó entre el primer palo y el arquero Myong Guk. Luis Fabiano dejó ir el 2-0 al 63 al sacar un disparo por encima de la portería cuando ya se había quitado la marca dentro del área. El segundo gol brasileño corrió a cargo de Elano, quien aprovechó un pase a profundidad de Robinho que lo dejó con ventaja frente al portero para definir también de derecha. Cuando parecía que las emociones del encuentro ya se habían acabado, Corea del Norte sorprendió con un gol que únicamente le sirvió para acortar la ventaja y para irse a descansar con la motivación de que el Pentacampeón del mundo no lo aplastó con sus cinco Copas del Mundo. A dos minutos del final, Yun Nam Ji recibió un pase de Tae Se, ingresó al área sin que la defensa pudiera alcanzarlo y prácticamente a quemarropa fusiló a Julio César. EL ARBITRAJE Bueno de Viktor Kassai de Hungría, quien fue rigorista en una falta marcada sobre Kaká en el primer tiempo que terminó en tiro libre, sin embargo, dejó seguir correctamente la jugada en el segundo gol de Brasil pese a que parecía fuera de juego. El nazareno también optó por no mostrar tarjetas amarillas durante gran parte del encuentro pero cuando lo hizo, fue de forma un tanto innecesaria sobre el recién ingresado Ramires en la parte final del cotejo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×