Eslovaquia 3-2 Italia... En tremendo juegazo, Eslovaquia dijo ciao al Campeón

Eslovaquia no eliminó al Campeón del Mundo, pero sí fue quien jaló la cuerda de la guillotina que hoy le cortó a Italia las posibilidades de seguir defendiendo su corona en Sudáfrica 2010.
 Nadie contaba con ellos, pero Eslovaquia dio el jueves la primera gran sorpresa del Mundial al doblegar 3-2 a la campeona del mundo Italia y avanzar a la segunda ronda.  (Foto: Agustín Cuevas)
Ellis Park Stadium, 24 de junio de 2010, ante... -
  • Italia, monarca en funciones, se fue de la competencia sin ganar
  • El partido fue de los mejores que se han dado en este Mundial

Eslovaquia no eliminó al Campeón del Mundo, pero sí fue quien jaló la cuerda de la guillotina que hoy le cortó a Italia las posibilidades de seguir defendiendo su corona en Sudáfrica 2010.

Los eslovacos, en su primera participación en un Mundial desde que se convirtieron en una nación de pleno derecho, derrotaron 3-2 a los italianos y los mandaron a casa sin haber ganado un solo juego en el Mundial de Sudáfrica 2010.

El drama fue la constante en el que muy probablemente, fue el juego más emocionante en lo que va del Mundial. Los italianos pelearon durante los casi 96 minutos que duró el partido, pero todo terminó en lágrimas, porque pese a su técnica, el renombre de sus jugadores y la experiencia de su Director Técnico, deberán que regresar a casa con las manos vacías.

Por cierto, Vladimir Weiss, el estratega más joven en la Copa del Mundo y que en su pasado dirigió a clubes como el Artmedia Petrzalka de Eslovaquia o el Saturn de Moscú, a sus 46 años le ganó la partida a Marcelo Lippi, quien hace cuatro años levantó la Copa en el Mundial de Alemania 2006.

Los eslovacos, que esta mañana se ubicaban en el último lugar del Grupo F con un solo punto, lograron clasificar a los Octavos de Final gracias a la victoria combinada con el 0-0 entre Paraguay y Nueva Zelanda en juego simultáneo, mandando así a Italia al humillante fondo con sólo dos unidades.

EL PARTIDO

Previamente, los azzurri habían empatado ante Paraguay y Nueva Zelanda en la fase de grupos, por ello la misión ante Eslovaquia era más compleja de lo normal si es que los Campeones del Mundo querían clasificar a los Octavos de Final.

El juego comenzó con una emotiva entonación del himno nacional italiano y sobre todo, con un orden táctico de los actuales monarcas, de llamar la atención. Italia mostró una alineación clásica de 4-4-2, lleno de movimientos sincronizados cuando defendía y sumando unidades al atacar.

Pero hoy pudo más el hambre y voluntad de los eslovacos, que con mucho menos figuras y también un 4-4-2 que encontró su clave al dejar mucha gente al frente incluso parándose como un 4-2-4. Así, metieron en aprietos a los azzurri desde el 5’, con un disparo  de Marek Hamsik de zurda que pasó por un costado.

Pero más allá de los acercamientos colectivos, hubo un jugador de Eslovaquia que destacó desde los primeros minutos. Robert Vittek apenas al 24’, se creó el espacio suficiente entre dos centrales desde donde sacó un disparo de derecha que significó el 1-0.

El resultado, que se mantuvo sin movimientos hasta el segundo tiempo, dejó desubicados a los italianos, que comenzaron a cometer errores que permitían espacios y contragolpe.

Todavía antes de ir al descanso, Eslovaquia le pegó dos sustos más a Italia con disparos de Zdenko Strba y Juraj Kucka que pasaron cerca de la portería de Marchetti.

Eslovaquia comenzó el complemento con menor propuesta, pero no por ello dejó de generar ocasiones de gol, más aisladas pero suficientes para poner en aprietos a los azzurri.

El Ellis Pak, en su mayoría poblado de italianos, se llenó de gritos y esperanza cuando Andrea Pirlo se quitó la chaqueta para entrar a la cancha. Pero ni el jugador del Milan pudo solucionar el problema.

En su intento por acortar el marcador, Italia lamentó dos decisiones arbitrales apretadas pero apegadas a reglamento. La primera fue el disparo de Antonio Di Natale que sacó prácticamente sobre la línea de gol Skrtel.

Justo en medio de los constantes embates italianos, Eslovaquia consiguió el contragolpe que le dio el 2-0 al 73, con un centro de Hamsik que empujó Vittek dentro del área.

Entonces comenzó la batalla digna de un gato boca arriba o de un Campeón a punto de perder su corona. El número 15 de Eslovaquia, Miroslav Stoch que poco a poco con los espacios que se fueron creando, fue volviendo loca a la defensa italiana.

Antonio Di Natale acortó el marcador, pero el gol causó desmanes porque el portero Jan Mucha retuvo el balón en las redes en medio de los intentos de Fabio Quagliarella por regresar de inmediato a la cacha.

Para ponerle más drama al juego, llegó nuevamente Quagliarella al 84 para marcar un gol que fue anulado por fuera de lugar. Cuando los italianos estaban tomando el respiro necesario para el siguiente embate, Kamil Kopunek se metió a velocidad entre dos defensas para bombear al portero y hacer el 3-1.

En esta dramática historia lo último que murió fue la esperanza, porque una vez más Quagliarella con frialdad techó al arquero para el 3-2. Pero su gol fue el último que los campeones del mundo podrán festejar en este Mundial porque el resultado no les alcanzó para avanzar a los Octavos de Final. Ciao al Campeón.

ARBITRAJE

Bueno del inglés Howard Webb, quien sancionó correctamente el gol anulado a Quagliarella apoyado en su Asistente 1 Darren Cann, quien también no avaló como gol un disparo de Di Natale.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×