Holanda 2-1 Eslovaquia... Holanda con poco pasó a Cuartos

Holanda con contundencia y tranquilidad se instaló en los Cuartos de Final, tras vencer 2-1 a Eslovaquia, reafirmando su sueño de ser campeón. La Naranja Mecánica volvió a dar poco, no se exigió...
Holanda con contundencia y tranquilidad se instaló en los Cuartos de Final, tras vencer 2-1 a Eslovaquia, reafirmando su sueño de ser campeón. La Naranja Mecánica volvió a dar poco, no se exigió de más.
 Holanda con contundencia y tranquilidad se instaló en los Cuartos de Final, tras vencer 2-1 a Eslovaquia, reafirmando su sueño de ser campeón. La Naranja Mecánica volvió a dar poco, no se exigió de más.  (Foto: Notimex)
Durban Stadium -
  • Eslovaquia terminó su primera participación en un Mundial

Holanda con contundencia y tranquilidad se instaló en los Cuartos de Final, tras vencer 2-1 a Eslovaquia, reafirmando su sueño de ser campeón. La Naranja Mecánica volvió a dar poco, no se exigió de más; enfrente tuvo un equipo como Eslovaquia que trató de faltarle al respeto, pero que no tuvo la contundencia necesaria para hacer caer a una defensa que difícilmente recibe gol, es el segundo en Sudáfrica 2010, y lleva 11 en 22 partidos.

Los holandeses llegaron a los Cuartos de Final, después de dos Mundiales (en uno no calificó y en otro quedó en Octavos), esperanzados en seguir avanzando para levantar la corona que la historia les ha negado.

Eslovaquia, en su debut en justas mundialistas, podrá irse tranquilo, con la cara en alto porque su lugar a Octavos se lo ganó al echar al Campeón del Mundo, Italia, y porque frente a Holanda jamás se achicó.

Holanda tendrá que seguir exigiéndose, tratar de dar un mejor futbol, pues la eliminatoria poco a poco irá fortaleciéndose; ahora el equipo que dirige Lambertus van Marwijk esperará rival, el cual se define en la serie entre Chile y Brasil.   EL PARTIDO

Con el descaro que puede dar la primera participación en una justa mundialista, Eslovaquia se presentó en el Durban Stadium sin miedo a nada. Enfrente la Holanda imponente que tiene 21 partidos sin perder esperaba tranquila para afinar los detalles rumbo a los Cuartos de Final.

La Naranja Mecánica tomó las cosas con calma porque la paciencia suele ser su mejor arma; se acomodó y le permitió al rival hacer lo mismo para tratar de tener un duelo parejo, sin un vaivén sincrónico, pero agradable para la tribuna.

La apuesta del cuadro holandés terminó por dar recompensas muy temprano en el juego. Después de un servicio largo de Sneijder, Arjen Roben llegó, controló, dribló a Zabavnik y Durica para después sacar un disparo a primer poste (izquierdo) dejando sin oportunidad al arquero.

Tras el gol, Holanda prefirió bajar las revoluciones de su juego, permitió que se paseara el balón por la cancha sin presionar demasiado a su rival, Eslovaquia trató de buscar abrir el terreno y acercarse al marco de Stekelenburg, pero le faltó la chispa para explotar, para hacerle un gol a la defensa que en 21 juegos sólo había recibido 10 goles.

La Naranja Mecánica no se faltó al respeto, pues decidió practicar el futbol que ha mostrado en Sudáfrica 2010, un juego práctico, certero pero sin ser del todo espectacular.

Por eso la segunda llegada de verdadero peligro que obtuvo el cuadro holandés fue hasta el 50 cuando Robben dio pase en el área a Bronckhorst quien sacó disparo potente, el portero de Eslovaquia paró la redonda con la cara, evitando con temple la caída de su marco.

Los eslovacos sin la potencia de su mejor hombre: Robert Vittek, poco a poco iban desesperándose hasta que la fortuna le volvió a darles esperanzas. Stoch recortó hacia el centro, encontró ángulo de disparo, pero el arquero holandés envió a tiro de esquina al erguirse en el marco.

Después Vittek sólo frente al arquero recibió el balón, pero su disparo lo echó al cuerpo del arquero quien terminó despejando con las manos y evitando el empate en el marcador.

El juego llegaba a su final, pero Eslovaquia seguía intacta, con el corazón en la mano y la tranquilidad que la historia le da; sin embargo, el equipo de Vladimír Weiss recibió el golpe de muerte al 83'.

Holanda volvió a atacar con un pase largo, Kuyt recibió, el arquero salió para evitar la redonda pero sólo se quedó plantado permitiendo que Kuyt terminara por internarse en el área para enviar una diagonal retrasada; Wesley Sneijder llegó para recibir el balón y fusilar sin problemas.

El 2-0 era contundente, amargo para un cuadro de Eslovaquia que no se cansó de intentar, pero que no tuvo la certeza de duelos pasados; al final, su recompensa se redujo a un gol por la vía penal, el arquero holandés se había equivocado al ejercer una falta sobre Vittek.

El delantero de Eslovaquia cobró con fuerza y temple a la derecha del holandés quien no pudo hacer nada. El duelo terminó en cuanto la pena máxima fue cobrada, para Eslovaquia no hubo nada más; Holanda esperará su rival de Cuartos de Final.   EL ARBITRAJE

Alberto Undiano. Bueno, sin problemas; después de las pifias arbitrales en los juegos del domingo, el silbante no se equivocó, estuvo siempre cerca de la jugada y marcó correctamente hasta el final, muestra de ello el penal que decretó a favor de Eslovaquia.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×