Análisis arbitral de los primeros Octavos

En realidad el árbitro sí cometió errores en el juego, pero no es el motivo por el cual verdaderamente pierde México.

México termina su participación en el Mundial nuevamente en los Octavos de Final después de dejar crecer a un equipo como Holanda, que es el actual Subcampeón del Mundo y al cual se le tuvo abajo en el marcador durante todo el segundo tiempo. Nos faltó el manejo de partido que tienen los grandes equipos y de los cuales hay que aprender. No puedo estar de acuerdo con las declaraciones posteriores al juego que hizo Miguel Herrera, en las cuales le echa la culpa exclusivamente al árbitro portugués Pedro Proença. Porque en realidad el árbitro sí cometió errores en el juego, pero no es el motivo por el cual verdaderamente pierde México. En el primer tiempo hubo una mano no deliberada de Márquez porque el balón pega en el brazo izquierdo dado que la distancia y velocidad el tiro hacia que fuera imposible retirar el brazo de la trayectoria del balón. Pero el error más craso que tuvo el silbante  portugués fue el doble penal que comenten primero Rafa Márquez  por acción impronunciable al pegarle en el pie a Robben  y que luego termina Moreno al barrerse tardíamente y golpear ahora la pierna del propio jugador Holandés. Proença no marcó nada ante la evidente falta que le cuesta lamentablemente además, una fractura de tibia al mexicano. Ahí nos perdonó lo que le pudo dar un rumbo diferente al partido. En el resto de su trabajo tuvo pequeños errores en la marcación de algunas faltas para ambos lados pero que no significaron ninguna situación que cambiara nada sustancial en el juego en favor de ninguno de los dos equipos. En el segundo tiempo el propio Robben se lanza contra el pie de Layún que estaba caído y en esa sí debió ser amonestado por una clara simulación. Sin embargo hemos vista varias simulaciones y ahora en este Mundial no se ha amonestado a ningún jugador,lo cual significa claramente que la FIFA ha dado marcha atrás con este tipo de tarjetas. Pero llega en el último minuto en el que Rafa Márquez, que tuvo un gran mundial, comete un error de marcación, porque en esa zona ya no hay que atacar al jugador que está sobre la línea de meta sino ahogarlo y no dejarlo salir. Sin embargo va abajo y pisa el pie de Robben y este último se arrastra y se deja caer aparatosamente, magnificando la falta que sí existió lamentablemente para la Selección Mexicana. El árbitro portugués no fue la causa de la eliminación como dijo el técnico mexicano  o algún jugador de la Selección. Fue realmente la falta de control de partido en los momentos claves, especialmente de los últimos 15 minutos, momento en que se regresó de la hidratación. Ciertamente el arbitraje no ha sido todo lo bueno que es necesario tener en estos eventos de tanta trascendencia. Comenzó, como hemos señalado, mal desde el primer partido; pero poco a poco, partido tras partido ha ido en crecimiento especialmente el trabajo de los grandes árbitros de Europa como Howard Webb (el inglés que ya pitó una final de Copa del Mundo). El sábado en el partido Brasil- Chile primero de los Octavos de Final realizó un trabajo excelente. Si había dudas de que los árbitros estaban para favorecer o hacer campeón a Brasil, Webb rompió con el mito.Pudo marcar algún penal a favor del local en contacto con Hulk pero no fue nada sino eso un simple choque que juzgó con total imparcialidad. La jugada clave fue cuando anula un gol del mismo jugador brasileño, quien se llevó el balón con el bíceps derecho y luego tuvo un pequeño contacto con la mano izquierda para bajar el balón y dejarlo a modo para disparar y anotar. El árbitro no lo vio, tampoco el asistente uno como lo evidencian las tomas de televisión en sus varias repeticiones. Es evidente que alguien a través de la diadema le informó sobre la mano que a todas luces tiene que haber sido vista por algún aparato de televisión desde fuera de la cancha. Aquí en Brasil los medios dicen que fue el quinto oficial el que se lo dijo y se generó una gran polémica. La FIFA jamás lo admitirá, como tampoco admitió que en Sudáfrica desde afuera del campo de dijo al árbitro italiano el partido México -Argentina cuando vio en la pantalla que el primer gol de los pamperos había sido en claro fuera de lugar. En esa ocasión el árbitro estuvo a punto de anular el gol cuando se dio cuenta. Pero FIFA le ordenó por la diadema que no lo hiciera por nada del mundo. Sin embargo y aunque jamás lo acepte esa es una realidad insoslayable. Aquí en la acción de Hulk sucedió lo mismo. sin embargo al final lo importante fue que se aplicó la justicia deportiva y el gol que cambiaba el partido no fue validado. Aunque haya sido alguien de fuera el campo quien lo hiciese ver al árbitro. Se reivindicó el arbitraje con este trabajo del inglés que mostró dan categoría. Esperamos que Marco Rodríguez sea considerado más adelante, pues a pesar de que tuvo un partido complicado y muy mediático por lo que sucedió con Luis Suárez, de todas formas hizo un buen  trabajo en la dos partidos que ha dirigido hasta ahora en Brasil 2014. Lo que pasó no pudo verlo y aunque esto pudiera hace pensar que lo perjudique, lejos de ello creo que tendrá una nueva oportunidad en Cuartos de Fina, lo que le puede dar la posibilidad de mostrar todo su potencial y experiencia y ser un candidato junto con un par de europeos a dirigir la gran final ahora que México ha quedado fuera del torneo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas