Acamparon aficionados para comprar últimas entradas para el Mundial

La primera jornada de la última fase de venta de localidades para el Mundial, que se inició este jueves, ha provocado enormes filas en los puntos de venta de todo el país, algunas de las cuales...
 La primera jornada de la última fase de venta de localidades para el Mundial, que se inició este jueves, ha provocado enormes filas en los puntos de venta de todo el país, algunas de las cuales comenzaron a formarse desde la tarde de este miércoles.
Johannesburgo, Sudáfrica (Reuters) -
  • La respuesta de los sudafricanos ha sido muy buena

La primera jornada de la última fase de venta de localidades para el Mundial, que se inició este jueves, ha provocado enormes filas en los puntos de venta de todo el país, algunas de las cuales comenzaron a formarse desde la tarde de este miércoles. La FIFA y el Comité Organizador decidieron, después de escuchar las quejas de los sudafricanos, que la venta por internet era un mal negocio en un país donde poca gente tiene acceso a la red y donde casi nadie entiende ni confía en la posibilidad de comprar a través de una computadora algo que no recibe inmediatamente en mano. La quinta y última fase, por lo tanto, supone un cambio radical para los sudafricanos, que se acercan a la taquilla, eligen las entradas, pagan y se las llevan, tal y como se ha hecho toda la vida. Las cifras facilitadas por la FIFA son esclarecedoras: en la primera hora de venta al público salieron de las once oficinas habilitadas por la FIFA 1610 entradas para 310 clientes, mientras otros 470 aficionados adquirieron 2166 boletos en alguna de las 600 sucursales del banco FNB. "Esta es la última fase de venta y es en mano", dijo al diario The Star un aficionado ilusionado que acampó frente a una de las dos oficinas de venta que hay en Johannesburgo. "Decidimos venir temprano y acampar aquí para evitar una decepción". La FIFA dijo la semana pasada que pondría a la venta 500 mil localidades para los 64 partidos del Mundial, incluidas algunas para la Final del día 11 de julio que se disputará en el Soccer City, y reconoció que posiblemente se había equivocado al pretender obligar a los sudafricanos a comprar a través de internet, un método que no encaja en su cultura. Hasta el final de la fase cuatro se habían vendido 2.2 millones de entradas de las tres millones disponibles, y las 300 mil que faltan están en manos de patrocinadores y socios, a los que la FIFA ha pedido que las devuelvan si no van a hacer uso de ellos para evitar que quede ni un sólo asiento vacío. Quedan menos de dos meses para el Mundial y si no cesa el ímpetu comprador de los aficionados sudafricanos, que hasta ahora habían adquirido menos de un millón de localidades, la FIFA podrá respirar tranquila y garantizar, como desea, que la televisión no ofrecerá sillas vacías en las gradas de los estadios mundialistas.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×