Zuma aseguró que Sudáfrica no será la misma después del Mundial

El Presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, aseguró hoy en un discurso ante la Asamblea Nacional, transmitido en directo por la televisión pública, que su país nunca será igual tras del Mundial.
 El Presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, aseguró hoy en un discurso ante la Asamblea Nacional, transmitido en directo por la televisión pública, que su país nunca será igual tras del Mundial.  (Foto: Notimex)
Johannesburgo, Sudáfrica (Reuters) -
  • Aseguró que están listos para el torneo

El Presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, aseguró hoy en un discurso ante la Asamblea Nacional, transmitido en directo por la televisión pública, que su país nunca será igual tras del Mundial. "Nuestro país nunca volverá a ser el mismo gracias al Mundial", aseguró Zuma, que añadió: "El paisaje está cambiando para mejor. El torneo nos dejará un legado duradero para las generaciones futuras". El Presidente sudafricano reiteró que los preparativos para la celebración del campeonato siguen el ritmo que se había previsto y que los diferentes departamentos del Gobierno que dieron garantías a la FIFA han cumplido con todos los plazos establecidos. Sin embargo, el Presidente subrayó que lo que realmente importa es la herencia que el campeonato dejará al pueblo sudafricano, que contará con una Policía con mayores recursos, con unos mejores servicios en caso de desastre o con sistemas de inmigración y salud modernizados. Zuma se refirió también a aspectos intangibles, de difícil medición pero en los que llevan insistiendo desde hace muchos meses analistas y políticos sudafricanos, como la ola de patriotismo y orgullo nacional que está generando el campeonato entre la población local. "Nuestra bandera nacional es más visible que antes", dijo Zuma, que leyó un discurso en inglés y que después se dirigió en zulú a la sala. El Presidente aseguró que la percepción que la comunidad internacional tiene de Sudáfrica ha mejorado, según las informaciones facilitadas por el Sistema de Información y Comunicación del Gobierno, el cual ha llevado a cabo un estudio en 29 países que concluyó que la imagen del país ganó enteros después de la Copa Confederaciones del año pasado. Hasta un 65 por ciento de los encuestados internacionalmente ven con buenos ojos la celebración del Mundial en Sudáfrica, aseguró Zuma, cifra que asciende hasta el 85 por ciento entre los sudafricanos. La seguridad, el mayor quebradero de cabeza en este tipo de eventos y el filón que más han explotado los críticos con la decisión de la FIFA de concederle el Mundial a Sudáfrica, fue también objeto del discurso de Zuma. "Tenemos un plan completo de seguridad, el cual incluye las amenazas terroristas, el gamberrismo y el crimen común", señaló. "Trabajando juntos organizaremos un torneo memorable, como hicimos con muchos otros eventos internacionales gigantes, como el Mundial de rugby, de críquet o grandes conferencias internacionales", aseguró. Zuma concluyó pidiendo hospitalidad a los ciudadanos y apoyo ciego a la Selección Nacional, así como al resto de los participantes africanos, al tiempo que agradeció a Mandela y Mbeki, sus antecesores en el cargo, los esfuerzos realizados para lograr que el campeonato se celebre en territorio sudafricano.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×