Los brasileños intentan superar la ansiedad ante el Mundial

A Brasil aún le quedan dos semanas para hacer su debut en la Copa Mundial pero sus jugadores ya buscan maneras para superar la ansiedad.
 A Brasil aún le quedan dos semanas para hacer su debut en la Copa Mundial pero sus jugadores ya buscan maneras para superar la ansiedad.
Johannesburgo, Sudáfrica -
  • Es mucha responsabilidad, juegas por tu país, por millones y millones de personas: Felipe Melo

A Brasil aún le quedan dos semanas para hacer su debut en la Copa Mundial pero sus jugadores ya buscan maneras para superar la ansiedad. Los brasileños se han enfocado en el Mundial desde que llegaron a Sudáfrica el pasado jueves, pero el torneo no empieza de forma oficial hasta el 15 de junio para los quíntuples Campeones Mundiales. Felipe Melo dijo que "a medida que pasa cada día, la ansiedad aumenta. Es inevitable". Brasil lleva entrenando para el Mundial desde el 21 de mayo, cuando casi todos los jugadores se presentaron en el equipo nacional en la ciudad de Curitiba, en el Sur de Brasil. El plantel ya está inmerso en la atmósfera del Mundial, pero el primer partido contra Corea del Norte en Johannesburgo aún parece estar muy lejos. "Cada día pensamos en la Copa Mundial", dijo Felipe Melo. "Pensamientos empiezan a rondar la mente de uno; uno empieza a soñar con lo que va a pasar". Los jugadores saborearán un poco de acción este martes durante un amistoso contra Zimbabue en Harare. Brasil también enfrentará a Tanzania el domingo en Dar es Salaam. Tras debutar contra los coreanos dentro de dos semanas, Brasil enfrentará a Costa de Marfil el 20 de junio y a Portugal el 25 de junio. Como distracción, los jugadores tienen videojuegos y tenis de mesa. En su único día libre la semana pasada, algunos jugaron al golf y otros fueron a un centro comercial. Brasil, que va por su sexto título mundial, quiere borrar la mala impresión que dejó en Alemania hace cuatro años, cuando fue eliminado por Francia en Cuartos de Final. Los franceses perdieron la Final frente a Italia. "Es mucha responsabilidad, juegas por tu país, por millones y millones de personas", dijo Melo. Brasil, como siempre, es uno de los favoritos, aunque Dunga eliminó de su plantel a estrellas como Ronaldinho, Adriano y Ronaldo. Trajo un equipo renovado, con jugadores menos conocidos que obtuvieron resultados importantes desde que Dunga tomó el timón después de la Copa del Mundo 2006. Los dirigidos de Dunga ganaron la Copa América 2007, la Copa Confederaciones 2009 y terminaron primeros en las Eliminatorias Sudamericanas. "A medida que se acerca la Copa del Mundo, es normal que aumente la ansiedad", dijo Dunga. "Sabemos que todo lo que hemos ganado hasta ahora queda en el pesado. Comprendemos que lo único que cuenta es la Copa del Mundo". "Es un evento sin comparación, sucede cada cuatro años, es lo más grande, dijo el mediocamptista Julio Baptista. "Sabemos que si hacemos las cosas bien podemos pasar a la historia. Baptista pudo ver lo que significa el Mundial para los Brasileños, ya que vio la copa del 2006 por televisión después que el técnico Carlos Alberto Parreira lo dejó fuera del plantel. "Yo era un fanático como cualquier otro brasileño", dijo. "Sé lo que significa para ellos". Los jugadores confían en que pueden complacer a su gente, pero saben que no será fácil y empiezan a sentir la presión. "Nos ponemos un poco nervioso, dijo Ramires, quien al igual que Felipe Melo y Baptista juega su primer Mundial, "Estamos un poco tensos, pero tenemos que tratar de dejar de lado la ansiedad".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×