Inglaterra llegó a Sudáfrica

La Selección inglesa, una de las principales aspirantes al título, aterrizó con todas sus estrellas en el aeropuerto de Johannesburgo, desde donde se dirigió a la localidad de Rustenburg, donde se...
La Selección inglesa, una de las principales aspirantes al título, aterrizó con todas sus estrellas en el aeropuerto de Johannesburgo, desde donde se dirigió a la localidad de Rustenburg, donde se concentrará.
 La Selección inglesa, una de las principales aspirantes al título, aterrizó con todas sus estrellas en el aeropuerto de Johannesburgo, desde donde se dirigió a la localidad de Rustenburg, donde se concentrará.
Johannesburgo, Sudáfrica (Reuters) -
  • La Premier League es la competencia más seguida en Sudáfrica

La Selección inglesa, una de las principales aspirantes al título, aterrizó con todas sus estrellas en el aeropuerto de Johannesburgo, desde donde se dirigió a la localidad de Rustenburg, donde se concentrará. "Espero que el Mundial sea un gran éxito para Sudáfrica y también para mi equipo. Gracias, es genial estar aquí", dijo el seleccionador de los ingleses, el italiano Fabio Capello tras aterrizar. Los jugadores ingleses, previsiblemente, contarán con un gran apoyo durante el Mundial, no sólo por la notable cantidad de aficionados ingleses que están llegando al país anfitrión, sino también porque la Premier es la liga más seguida en Sudáfrica. Gerrard, Barry, Lampard, Rooney o Crouch son futbolistas incluso más conocidos en Sudáfrica que los propios jugadores de los 'Bafana Bafana', y después de Sudáfrica y Brasil, las preferencias de los fans sudafricanos se inclinan por los hombres de Capello. Inglaterra abrirá su participación en el Mundial frente a Estados Unidos el día 12 en el Estadio Royal Bafokeng, con capacidad para 45 mil espectadores, un partido que las autoridades sudafricanas han calificado de alto riesgo. La segunda cita para los de Capello será frente a Argelia, al que las apuestas señalan como el equipo más flojo del grupo C y con el que se medirá en el Estadio de Ciudad del Cabo, mientras que el último de los tres partidos de la Primera Fase se celebrará en Port Elisabeth con Eslovenia como rival. Inglaterra no sabe lo que es ganar un Mundial desde la edición de 1966, cuando actuó como anfitrión, y ha venido acumulando actuaciones por debajo de las expectativas desde entonces, pero los británicos, avalados por las experiencia de Capello, llegan a Sudáfrica señalados como uno de los equipos favoritos para hacerse con el título en la Final del 11 de julio.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×