Felipe Melo, volante recio con cara de malo que gusta de recibir flores

"¡Mi amigo, yo soy volante!", fue el anuncio que, como tarjeta de presentación, hizo hoy Felipe Melo para justificar ante la prensa las cartulinas amarillas que recibió en los 16 partidos jugados...
"¡Mi amigo, yo soy volante!", fue el anuncio que, como tarjeta de presentación, hizo hoy Felipe Melo para justificar ante la prensa las cartulinas amarillas que recibió en los 16 partidos jugados con la Selección Brasileña.
 "¡Mi amigo, yo soy volante!", fue el anuncio que, como tarjeta de presentación, hizo hoy Felipe Melo para justificar ante la prensa las cartulinas amarillas que recibió en los 16 partidos jugados con la Selección Brasileña.  (Foto: Notimex)
Johannesburgo, Sudáfrica (Reuters) -
  • Pidió respeto a un periodista que cuestionó su rendimiento

"¡Mi amigo, yo soy volante!", fue el anuncio que, como tarjeta de presentación, hizo hoy Felipe Melo para justificar ante la prensa las cartulinas amarillas que recibió en los 16 partidos jugados con la Selección Brasileña. El tono de la voz subió y el jugador del Juventus italiano pidió respeto a un periodista que cuestionó su rendimiento en los últimos partidos. "Reconozco que a veces me paso de los límites, pero estoy trabajando para evitarlo y mantener la concentración en el Mundial", manifestó, ahora más sosegado Felipe Melo, el mismo hombre recio que sin rubor derriba rivales. Pero, a pesar de su oficio rudo de volante y de la "cara de malo" que él dice tener, del tono intimidador de la voz, Felipe Melo también es capaz de sensibilizar a quienes le escuchan. Hoy sorprendió a periodistas y llegó a hacer suspirar a algunas periodistas al declararse "un amante a la antigua", de esos que no sólo regalan flores. "También me gusta recibir flores", dijo La confesión coincidió con la celebración en Brasil del Día de los Enamorados, y la charla de futbol tuvo un giro inesperado cuando el jugador divulgó que había pintado a su esposa, Rafaela, un corazón, que envió en una tarjeta electrónica. "Me inspiré en mi padre cuando lo veía expresar amor a mi madre. Soy casado hace seis años pero soy eterno enamorado", puntualizó. Tanta ternura solo es comparable con la intensidad con que defiende su otra pasión: el equipo “canarinho”. Por eso elevó de nuevo la voz para calificar como "una payasada" la repercusión que medios brasileños dieron hoy a una discusión de Daniel Alves con Julio Baptista en el entrenamiento del viernes. "Tenemos que unirnos todos y hacer fuerza por Brasil. Si ganamos nosotros, gana todo el país" "Tenemos que unirnos todos y hacer fuerza por Brasil. Si ganamos nosotros, gana todo el país. Pero aquí no existen peleas. Aquí hay una armonía muy grande", dijo exaltado. Felipe Melo recordó que semanas atrás él fue afectado por una versión que lo presentó como agresor de Kaká durante un entrenamiento. "Eso me afectó muchísimo porque en Europa quedé como un jugador malintencionado", se lamentó. Al centrarse de nuevo en el asunto futbolístico, advirtió que Brasil ha tomado precauciones para evitar sorpresas en el debut en el Mundial, este 15 de junio en Johannesburgo ante Corea del Norte. Admitió que conoce poco del rival, pero no ignoran su potencial. "Una Corea del Norte desconocida es tan peligrosa como cualquier Selección favorita al título", expresó. Añadió que para garantizar un buen debut, la Selección que orienta Dunga tiene que aprender de las experiencias pasadas, evitar el optimismo desbordado y mantener la concentración para evitar entrar a la cancha sin tener en cuenta las armas del rival.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×