La cancha de Polokwane suscita críticas

La pelota no es lo único que genera malestar en este Mundial. Las condiciones de la cancha del Estadio Peter Mokaba también fueron blanco de las críticas por parte de los técnicos de Eslovenia y...
 La pelota no es lo único que genera malestar en este Mundial. Las condiciones de la cancha del Estadio Peter Mokaba también fueron blanco de las críticas por parte de los técnicos de Eslovenia y Argelia.  (Foto: Notimex)
Polokwane, Sudáfrica -
  • El de Polokwane tiene la peculiaridad de que es hecho de superficie natural y fibra sintética

La pelota no es lo único que genera malestar en este Mundial. Las condiciones de la cancha del Estadio Peter Mokaba también fueron blanco de las críticas por parte de los técnicos de Eslovenia y Argelia. El campo de la sede de Polokwane fue el primero en albergar un partido del Mundial en césped artificial, uno en el que Eslovenia derrotó el domingo 1-0 a Argelia.

Robert Koren hizo el gol con un remate de 25 metros que el arquero argelino Fawzi Chaouchi midió mal y permitió que le rebotase en el brazo a los 79 minutos. "Eslovenia supo aprovechar mejor las condiciones, que despistaron a nuestro portero", dijo el entrenador argelino Rabah Saadane. "La pelota y el campo causaron problemas a ambos equipos, especialmente en los balones largos. Había que tener mucho cuidado para medirlos bien". El de Polokwane tiene la peculiaridad de que es hecho de superficie natural y fibra sintética. Saadane indicó que "el césped es un detalle especial ... hay que adaptarse a estas condiciones inusuales". Su colega eslovenio Matjaz Kek coincidió, pese a la primera victoria de Eslovenia en un Mundial. "No me gusta este campo... es diferente", dijo Kek. "Nunca habíamos jugado en ese tipo de superficie y apenas había tenido una hora de práctica el día anterior al partido para poder acostumbrarnos. No es una excusa, pero es realmente diferente a los que estamos acostumbrados".

La sede en Pokokwane, nueva en su totalidad para el Mundial, cuenta con millones de hilo sintético que se entremezcla con el césped natural. Esta tupida superficie y los mil 300 metros sobre el nivel del mar en los que Polokwane se encuentra enclavada, tuvieron como efecto darle más velocidad a la trayectoria de la polémica pelota Jabulani, haciéndola más difícil de controlarla. El Estadio Mbombela en Nelspruit, que el miércoles será anfitrión de su primer partido cuando Honduras se mida con Chile, tiene el mismo tipo de superficie. La altura podría tener menos impacto, ya que la sede se encuentra a 660 metros sobre el nivel del mar.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×