Los lusos recibieron apoyo tras el empate ante Costa de Marfil

La Selección Portuguesa de Futbol entrenó hoy ante unos 2 mil aficionados, que apoyaron a su equipo, a pesar de la pobre imagen ofrecida ayer en su estreno mundialista ante Costa de Marfil.
 La Selección Portuguesa de Futbol entrenó hoy ante unos 2 mil aficionados, que apoyaron a su equipo, a pesar de la pobre imagen ofrecida ayer en su estreno mundialista ante Costa de Marfil.
Magaliesburg, Sudáfrica (Reuters) -
  • Portugal se complicó su pase a los Octavos de Final

La Selección Portuguesa de Futbol entrenó hoy ante unos 2 mil aficionados, que apoyaron a su equipo, a pesar de la pobre imagen ofrecida ayer en su estreno mundialista ante Costa de Marfil. Los suplentes del encuentro de ayer, con la incorporación de Danny, jugaron un partido de media hora ante un equipo universitario en el que volvieron a demostrar su falta de gol. Tras 30 minutos de entrenamiento, los suplentes de Portugal no lograron batir a los jóvenes rivales, que contaban con la ayuda de Danny en la punta y Daniel Fernandes en la portería. Tiago y Miguel Veloso dispararon en sendas ocasiones al palo, pero no tuvieron fortuna, al igual que el delantero Hugo Almeida, que dio muestras de frustración al no lograr materializar las varias oportunidades de que dispuso. Ante la escasa capacidad ofensiva, el seleccionador luso, Carlos Queiroz, ordenó a sus jugadores que se practicaran disparos a puerta desde distintas posiciones. Los jugadores portugueses mostraron gestos de preocupación durante el entrenamiento, conscientes de que el resultado ante Costa de Marfil complica sus opciones de clasificación a los Octavos de Final. Tras el partidillo, Queiroz mandó al madridista Pepe y el centrocampista Rubem Amorim que hiciesen bajo su supervisión varias series de carreras con el objetivo de mejorar su estado físico. Pepe está en la fase final de su recuperación de su lesión de rodilla, mientras que Rubem Amorim se unió a la Selección Portuguesa la pasada semana tras el abandono forzoso de Nani, por lo que ambos todavía no tienen el ritmo competitivo para poder disputar 90 minutos con el nivel de exigencia de un Mundial. A pesar de las caras largas de los jugadores y el resultado ante la Selección africana, Fátima, una aficionada que asistió al entrenamiento de la Selección Portuguesa en el Colegio Bekker de Magaliesburg, se mostró convencida en la capacidad de Portugal en pasar de ronda. "Tenemos posibilidades. Si los jugadores ponen un poco de juicio en sus cabezas vamos a llegar a Octavos. Tenemos que ganar a Brasil. Somos capaces de ganar a Brasil. Lo único es que ellos tienen que tener fuerza y esta multitud que ha venido a verles les va a venir bien", dijo. Los titulares se quedaron en el hotel de concentración haciendo trabajo de recuperación, por lo que los aficionados se quedaron un tanto tristes al no poder ver a la estrella portuguesa, Cristiano Ronaldo. Queiroz dio la tarde libre a los jugadores, que deberán regresar esta noche al hotel, para mañana iniciar la preparación del próximo partido del Mundial, ante Corea del Norte, el próximo día 21.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×