La opinión de Carlos Prigollini: Maradona y los argentinos

Decía el escritor Juan Sasturain, que "parafraseando a Berthold Brecht, nos sacaron del futbol a los wines, luego a los enganches, después a los laterales" en clara alusión al manejo...
 Decía el escritor Juan Sasturain, que "parafraseando a Berthold Brecht, nos sacaron del futbol a los wines, luego a los enganches, después a los laterales" en clara alusión al manejo técnico-tàctico de la Selección Argentina.
Ciudad de México -
  • Aproximadamente el 40 por ciento de los encuestados prefiere que Diego siga como técnico

Decía el Escritor Juan Sasturain, que "parafraseando a Berthold Brecht, nos sacaron del futbol a los wines, luego a los enganches, después a los laterales" en clara alusión al manejo técnico-tàctico de la Selección Argentina.

Me preguntaba si después de la abultada derrota ante Alemania, no le habían sacado al pueblo argentino sus ilusiones, pero evidentemente después de la calurosa y nutrida recepción del domingo, en el aeropuerto de Ezeiza, es evidente que la gente sigue creyendo y adorando el manifiesto maradoniano.

Mas allá de mi acrecentado esepticismo sobre la figura del Diego de la gente, siempre rescaté desde lo estrictamente futbolístico, no sólo su magia e improvisación, sino que me tocó ser testigo de su prodigiosa zurda en aquellos calurosos mediodías de México 1986,  dónde el “10” se supo poner al hombro una Selección que arrolló a sus rivales por los campos de Puebla, Ciudad Universitaria y el Estadio Azteca, llevando a  Argentina al Campeonato Mundial, con la mayor ejecución y precisión de la dinámica de lo impensado, como llamó al futbol el Periodista argentino Dante Panzeri.

Pasaron 24 años de ese suceso y los avatares y vivencias de Maradona, no estaban desligados de un país que si bien recuperaba su democracia, estaba mas cerca de la improvisación, el abandono y la tragicomedia, que el devenir histórico de las grandes naciones.

Durante todos esos años pasaron diferentes gobiernos, pero la AFA (Asociación del Futbol Argentino) siempre estuvo en manos del caudillo Julio Grondona, quién obedeciendo más a razones de mercadotecnia que futbolísticas, decidió nombrar a Maradona como Director Técnico de la Selección.

Mas allá del fracaso y de la crónica de una muerte anunciada, Diego nunca pudo resolver desde el banco, lo que tan bien hizo en el campo de juego. Tal vez, se apoyó equivocadamente, en factores extra-deportivos, como el esoterismo, el afecto y la motivación, pero nunca en lo estrictamente futbolístico, como el trabajo a pelota parada, el video y conocimiento de sus rivales, y por sobre todo el ensayo de cada jugador en su puesto.

No supo aprovechar y rodear al mejor jugador del mundo, un Leo Messi ausente y neutralizado, al que Diego hizo jugar como Maradona, y nunca como Messi. Da la impresión que tampoco supo transmitir o llegar a sus jugadores, desde el papel de conductor. La vehemencia y prepotencia esgrimida en las agresivas conferencias de prensa, se volvieron un caldo de cultivo hacia el interior de la concentración argentina. Hoy empiezan los cables noticiosos a darnos los pormenores de lo que muchos anticipábamos.

En estos momentos, aproximadamente el 40 por ciento de los encuestados prefiere que Diego siga como técnico, tal vez ellos son parte de ese mismo pueblo que lo llevara a ser un mito en vida junto a personajes inolvidables como Carlos Gardel y Evita Perón. Todo ello en un mundo donde se impone el ganar como sea, tanto en el futbol como en la vida, la farsa mediática que la FIFA y las televisoras nos imponen, no se excluye la figura de alguien, que siendo Maradona, le resulta mas dificil que nunca y que nadie coexistir con el mismo Maradona.

Es evidente, que la mediocridad, el montaje desmesurado de los medios y el mal manejo de la Selección Argentina fueron notorios y visibles, como tambíén lo es el devenir político de un país, que a pesar de las buenas intenciones de los últimos años, no consigue todavía desarrollar su potencial histórico y social.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×