Diego Forlán, el goleador celeste que devino en Balón de Oro

El delantero uruguayo Diego Forlán se propuso en Sudáfrica 2010 mantener su racha goleadora pero se adjudicó el premio mayor al ganar el Balón de Oro a mejor futbolista del Mundial.
El delantero uruguayo Diego Forlán se propuso en Sudáfrica 2010 mantener su racha goleadora pero se adjudicó el premio mayor al ganar el Balón de Oro a mejor futbolista del Mundial.
 El delantero uruguayo Diego Forlán se propuso en Sudáfrica 2010 mantener su racha goleadora pero se adjudicó el premio mayor al ganar el Balón de Oro a mejor futbolista del Mundial.  (Foto: Notimex)
Montevideo, Uruguay -
  • La apuesta del delantero de 31 años era romper redes y la cumplió

El delantero uruguayo Diego Forlán se propuso en Sudáfrica 2010 mantener su racha goleadora pero se adjudicó el premio mayor al ganar el Balón de Oro a mejor futbolista del Mundial.

Forlán fue el estandarte de la Selección de Uruguay que volvió a la élite del balompié posicionándose entre los cuatro mejores del certamen, por primera vez desde México 1970.

La apuesta del delantero de 31 años era romper redes y la cumplió, con cinco dianas, sin tener en cuenta que podía recibir el máximo galardón individual de la Copa del Mundo.

"Es algo tan impresionante como inesperado. Nunca en mi vida pensé en algo así, ni jamás fue mi objetivo"

"Es algo tan impresionante como inesperado. Nunca en mi vida pensé en algo así, ni jamás fue mi objetivo", reconoció al portal de la FIFA el artillero del Atlético Madrid español.

"Quizás me imaginaba que, como delantero que soy, podía pelear por la Bota de Oro, (al goleador) y de hecho estuve cerca. Eso hubiera sido algo más normal", explicó.

Con su anotación en el partido por el tercer puesto ante Alemania, donde Uruguay cayó por 2-3, Forlán igualó en goles al germano Thomas Müller, el español David Villa y el holandés Wesley Sneijder.

Ante la paridad, la FIFA le atribuyó la Bota de máximo artillero a Müller por su mayor número de asistencias de gol.

"Lo disfruto y estoy feliz de la vida, pero tengo en claro que es fruto del campeonato espectacular que hizo el equipo", destacó Forlán, conservando su proverbial humildad.

Sobre la celebración en el hotel de Port Elizabeth, comentó que el domingo "de pronto cayeron todos mis compañeros a la habitación" y "cuando me quise dar cuenta ¡Ya me habían tirado a la pileta!".

Aún dijo sentirse "un poco triste" por cómo se perdió la Semifinal con Holanda y admitió que fue "un golpe duro".

"Al ver la Final (que ganó España 1-0), sentí que estuvimos realmente cerca de jugarla", confió.

Forlán es el primer uruguayo en obtener el Balón de Oro y el cuarto sudamericano.

Abrió el camino para el continente el astro argentino Diego Armando Maradona (México 1986), seguido por los brasileños Romario (Estados Unidos 1994) y Ronaldo (Francia 1998).

Dos veces ganador de la Bota de Oro de Europa (2004-2005 y 2008-2009) como máximo goleador de la Liga española, Forlán superó su asignatura pendiente de una gran consagración internacional.

Lejos del promocionado virtuosismo del argentino Lionel Messi y el portugués Cristiano Ronaldo, el uruguayo ofendió con su oportunismo y efectividad.

"Este tiempo que ha pasado entre los dos Mundiales me ha servido para convertirme en un mejor jugador", había reflexionado antes del Mundial.

Forlán debutó en un Mundial en Corea del Sur-Japón 2002, donde jugó 45 minutos y marcó un gol, y debió ver desde fuera Alemania 2006 ante la no clasificación de Uruguay.

En tierras sudafricanas, anotó dos goles al anfitrión, Sudáfrica, en la Fase de Grupos, uno a Ghana en Cuartos de Final (además del tanto en la serie de tiros penales) y otro ante Alemania.

El Balón de Oro lo obtuvo con el 23,4 por ciento de los votos de los periodistas acreditados al certamen ecuménico.

"Ganó Forlán. Es justo. No es el premio consuelo. Es la confirmación de todo lo que regaló Uruguay en sus siete partidos de Sudáfrica", señaló la crónica del diario montevideano “El País”.

"No hubo nadie que apremiara tanto a los defensas como él, no hubo nadie que lo igualara en el papel de protagonista. Porque Forlán asumió el papel de líder futbolístico", resaltó el periódico.

Antes de la Copa del Mundo el Balón de Oro 2010 dijo proféticamente: "estamos ahí y podemos aspirar a todo".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×