Recibe nuestro newsletter
 

El día que Ronaldo viajó en Metro

  • Ronaldo sorprendió a los usuarios del Metro de Sao Paulo. (Foto: J.M. Montes)
  • El Fenómeno viajó parado y recibió muestras de cariño. (Foto: Juan Martín Montes)
  • El ex goleador visitó el Itaquerao acompañado por Bebeto. (Foto: J.M. Montes)
  • El brasileño es embajador del Mundial. (Foto: Juan Martín Montes)
  • El Ministro de deportes de Brasil, y Valcke, Secretario General de FIFA. (Foto: J. M. Montes)
 

Juan Martín Montes | MEDIOTIEMPO (Enviado)
Sao Paulo, Brasil, miércoles 28 de Noviembre del 2012

  • El ex astro visitó el estadio sede de la inauguración del Mundial del 2014

Cuando Ronaldo viaja en metro, el tren va directo hasta su destino sin hacer una sola parada.

El "Fenómeno" tomó esta mañana el transporte público paulista para presumir que en la Copa del Mundo este será una buena alternativa para llegar al estadio donde se inaugurará el torneo en junio del 2014.

Sin embargo, el común de la gente que acuda a este inmueble deberá detenerse en las al menos quince estaciones por las que el ex goleador pasó en tan sólo 16 minutos sin quizás percatarse de ello.

Embajador del Mundial, Ronaldo visitó el Itaquerao acompañado por Bebeto, así como por el secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, y el ministro de Deportes de Brasil, Aldo Rebelo, entre otros personajes como el presidente de la Confederación Brasileña de Futbol, José María Marín y el alcalde de Sao Paulo, Gilberto Kassab.

"Calma, calma", pedía Ronaldo ante la maraña de cámaras y flashes que pretendían captarlo en una situación atípica en su carrera: ya no en la cancha sino en un vagón de Metro, sostenido de uno de los pasamanos porque no tuvo asiento, como sí Bebeto y Valcke, aunque este último sólo colocó en el suyo una rodilla por los apretujones.

Sonriente como siempre, la ex estrella de clubes como Real Madrid e Inter de Milán provocó a su llegada al Metro la admiración y sorpresa de la gente que como cualquier día abordó el tren sin imaginar que en los andenes de la Estación Luz se encontrarían con uno de los íconos del futbol mundial.

A pesar de sus glorias en Europa y con la "verdeamarelha", a Ronaldo le gritaban "¡Fenómeno!" casi siempre acompañado por un eufórico "¡Corinthians!", por los días que pasó en el "Timao", ya al final de su carrera.

Obligado al retiro por las múltiples lesiones que le provocaron padecer en su carrera un lado oscuro de manera tan intensa como la faceta iluminada, Ronaldo reflejó ya una vida sin atribulaciones.

Sin la necesidad obligada de bajar de peso para poder anotar, el goleador ya no es el obeso que impactó por su figura redonda hace algunas semanas y decidió someterse a una dieta como parte de un reality show.

Ahora Luís Nazário de Lima luce como un "feliz gordito" que se dedica a visitar las sedes del próximo Mundial en una labor entre diplomática y turística, recogiendo las muestras de cariño que en su carrera sembró.

Durante el discurso de uno de los dirigentes mencionados, incluso se jaló los pantalones a la altura de los muslos, bromeando mientras decía "estou magro" (estoy delgado).

Antes, al salir a la cancha de lo que también será el estadio del Corinthians, Ronaldo fue aclamado por los obreros aglomerados para verlo, pedirle un autógrafo o una fotografía, la mayoría de ellos fanáticos del "Timao".

Y aunque en los penales conmemorativos de la visita no le pudo detener un disparo a Rebelo, al final del evento le aseguró que ese sería el único gol que anote ahí alguien del Palmeiras, acérrimo rival de Corinthians, luego de que el político es fanático del club albiverde.

"Para mí es más especial visitar este estadio porque Corinthians fue mi casa durante los últimos años de mi carrera deportiva y este proyecto de la Copa del Mundo no sólo es un proyecto deportivo, va a ser un proyecto social muy importante", aseguró.

"Esta fue por muchos años una zona olvidada y la Copa del Mundo está trayendo muchas inversiones a Itaquera".

Ronaldo celebró junto a Bebeto el avance de las obras, seguros de que estarán a tiempo para el Mundial, tal como el Metro que los llevo al inmueble.

[MEDIOTIEMPO]

Comentarios

Twitter Youtube Facebook