Al Maracaná sólo le faltan detalles

El Maracaná fue prácticamente reconstruido para recibir una Copa del Mundo de nuevo en casa y hoy está en su máximo esplendor.
Río de Janeiro, Brasil -
  • Se siguen realizando trabajos en un puente externo al estadio
  • Los trabajos internos están terminados

La cuenta regresiva ha comenzado. El reloj sigue su curso, el último mes previo al arranque de la Copa del Mundo está en marcha y la sede estelar del Mundial, el cual albergará la Gran Final, se declara listo. El Mundial de Brasil sufrirá considerablemente por los retrasos en los estadios. Los de Sao Paulo, Cuiabá y Curitiba sufren para poder llegar listos sobre la hora al arranque del Mundial. Pero el caso de este estadio es un tema distinto. El inmueble Mario Filho, mejor conocido por Brasil y el mundo entero como Maracaná fue prácticamente reconstruido para recibir una Copa del Mundo de nuevo en casa y hoy está en su máximo esplendor. El estado del terreno de juego luce en inmejorables condiciones a pesar de que en las últimas semanas, el temporal de lluvia azotó la ciudad carioca, pero la gente encargada de la grama del histórico coloso, lo mantiene a la perfección. Las tribunas están listas desde que se celebró en estas tierras la Copa Confederaciones, donde el equipo brasileño se coronó, superando al actual Campeón del Mundo, la Selección de España. Las comunicaciones y sus respectivos espacios también se encuentran en perfectas condiciones y listos para recibir a cientos de medios de todo el mundo, para el encuentro entre Argentina y Croacia, del próximo domingo 15 de junio. Sin embargo, a las afueras del estadio se siguen realizando trabajos día y noche. Principalmente en un puente que comunica al Maracaná con Mangueira, la favela que se encuentra justamente frente al histórico coloso. El tiempo sigue su marcha y la Copa del Mundo está a la vuelta de la esquina. Su principal sede, y a donde la “Verde-amarelha” espera llegar el próximo 12 de julio, está prácticamente a punto para arrancar con la fiesta.

No te pierdas