Intentará Colombia reparar 16 años sin Mundial

Colombia intenta reparar y recuperar la fiesta que en los últimos tres Mundiales no pudo vivir y el drama que vivió en los últimos dos en los que estuvo presente.
Colombia intenta reparar y recuperar la fiesta que en los últimos tres Mundiales no pudo vivir y el drama que vivió en los últimos dos en los que estuvo presente.
 Colombia intenta reparar y recuperar la fiesta que en los últimos tres Mundiales no pudo vivir y el drama que vivió en los últimos dos en los que estuvo presente.  (Foto: Juan Manuel Terán, )
Cotia, Sao Paulo, Brasil -
  • Unos mil aficionados cafeteros se dieron cita en el entrenamiento de Colombia
  • ¡Sí se puede!, uno de los gritos más recurrentes en las tribunas

Fueron 16 años los que se ausentaron de una Copa del Mundo pero eso ya quedó atrás. Hoy Colombia intenta reparar y recuperar la fiesta que en los últimos tres Mundiales no pudo vivir y el drama que vivió en los últimos dos en los que estuvo presente. A unos 35 kilómetros de Sao Paulo se localiza el Centro de Formación de Atletas del Sao Paulo que desde este fin de semana se convirtió en el cuartel del cuadro de José Néstor Pekerman para la Copa del Mundo de Brasil 2014. La distancia no fue impedimento para que cientos de aficionados cafeteros llegarán hasta el lugar para presenciar el entrenamiento de su Selección y comenzar a vivir una fiesta a la que hacia 16 años no habían estado invitados y que hoy quiere disfrutar al máximo. Tan pronto saltaron los jugadores al terreno de juego, los gritos, cánticos, portar y cualquier voz se hizo escuchar para mostrar todo su apoyo a los seleccionados. Gritos de ¡Sí se puede! y cantar los nombres de los jugadores más emblemáticos como Yepes, James o Jackson Martínez fueron la constante en las tribunas de la cancha en la que se entrenó Colombia por espacio de dos horas en las que el plantel también soltó risas y se le notó con buen ambiente. Tras terminar el calentamiento y antes de iniciar el trabajo con balón tanto el Cuerpo Técnico como el plantel se acercaron al mediocampo y desde ahí aplaudieron el apoyo de los más de mil aficionados que han viajado desde tierras cafeteras. El apoyo no paró en ningún momento y cada acierto que tenían sus jugadores era vitoreado por los presentes en un intento de festejar lo que en 16 años se perdieron.

No te pierdas