Arena Sao Paulo, lista para el arranque de Brasil 2014

Sobre la hora, Brasil parece estar listo; o al menos lo suficiente. Todo está a punto para albergar la fiesta donde miles de aficionados estarán presentes y millones de ojos de todo el orbe estará...
Sao Paulo, Brasil -
  • Mexicanos, encargados del color alrededor del inmueble mundialista
  • El metro comenzó a trabajar de forma normal y no habría contratiempos de transporte
  • El sonido de la ceremonia de inauguración ya realiza pruebas al interior del estadio

Sobre la hora, Brasil parece estar listo; o al menos lo suficiente. Todo está a punto para albergar la fiesta donde miles de aficionados estarán presentes y millones de ojos de todo el orbe estará mirando. Todo lo complicado que fue levantar el monstruo que albergará el silbatazo inicial de Brasil 2014, superar las protestas sociales y en la última hora resolver la huelga en el metro parece haber quedado en el olvido. La estación Itaquera-Corinthians ya recibe y transporta a miles de seguidores para colocarse como la forma más fácil de llegar al inmueble. Basta con bajar del metro para apreciar playeras de Croacia, México, Australia, Brasil, Japón y todas las Selecciones que buscan la gloria en el Mundial. Los arreglos y los detalles aún llevan tiempo, pero el panorama general da la impresión de que todo esta listo. Son unos 200 metros los que separan al metro de la Línea 3 hasta los primeros accesos al inmueble que ya trabajan al 100 por ciento. Por fuera algunos puestos de comida abastecen a voluntarios, trabajadores y hasta turistas que llegan ahí con la intención de tomarse una foto del recuerdo. Una especie de choripan es lo que más se vende y son los nipones los que más sorpresa les causa la comida brasileña. Una vez en los accesos las filas son largas. Un tema pendiente para la inauguración, pues hay una puerta por la que voluntarios, seguridad, personal de mantenimiento y todo mundo a excepción de la prensa debe ingresar por lo que hay que esperar hasta 10 minutos para entrar. Sin embargo, las puertas ya dejan escuchar una música de fondo. Son las pruebas de sonido que ya se realizan para la ceremonia de inauguración que antecederá al duelo entre Brasil y Croacia, aunque una llovizna constante se coloca como el punto molesto. EL COLOR, A CARGO DE MEXICANOS Y sí, los mexicanos no podían faltar. Desde el metro, los alrededores del estadio y en los accesos no pueden faltar las playeras del Tri, las del "Chapulín Colorado", los sombreros y hasta los carros disfrazados. Sin embargo, son las máscaras de Rey Misterio, Blue Panter y Dr. Wagner las que más curiosidad causan entre los brasileños para que los mexicanos que las portan se vuelvan "celebridades" y reciban innumerables convocatorias para posar ante las cámaras. Es así como el clima de Mundial ya se respira, incluso al interior de la sala de prensa que poco a poco comienza a poblarse con sonidos que van desde el portugués, el alemán, el inglés y el español hasta la combinación de los mismos por la necesidad de comunicarse. La fiesta está lista, el recinto también y Brasil ya quiere explotar.

No te pierdas