Llegó a Brasil afición de Australia y Chile

La ciudad brasileña de Cuiabá, en el Estado de Mato Grosso, se tiñó de los colores rojo y verde amarillo de los aficionados Chile y Australia, que debutarán en el Mundial en el Estadio Arena Pantanal.
La ciudad brasileña de Cuiabá, en el Estado de Mato Grosso, se tiñó de los colores rojo y verde amarillo de los aficionados Chile y Australia, que debutarán en el Mundial en el Estadio Arena Pantanal.
 La ciudad brasileña de Cuiabá, en el Estado de Mato Grosso, se tiñó de los colores rojo y verde amarillo de los aficionados Chile y Australia, que debutarán en el Mundial en el Estadio Arena Pantanal.  (Foto: Getty, )
Cuiabá, Brasil (Reuters) -
  • Chilenos llegaron a Brasil en una caravana que contó con 5 mil automóviles

La ciudad brasileña de Cuiabá, en el Estado de Mato Grosso, se tiñó de los colores rojo y verde amarillo de los aficionados Chile y Australia, que debutarán en el Mundial en el Estadio Arena Pantanal. Unos 23 mil aficionados chilenos y 15 mil australianos, aproximadamente, según cifras de la Secretaría de Turismo de Cuiabá, convirtieron las calles de esta calurosa ciudad en una fiesta, especialmente durante las noches previas al partido de este viernes. La Plaza Popular, en el centro de la ciudad, se convirtió en el epicentro de las celebraciones de los chilenos y los 'socceroos', a los que el pasado jueves se unieron los brasileños que festejaban el triunfo de su Selección frente a Croacia. Muchos de los aficionados chilenos llegaron en la llamada 'marea roja', una caravana de unos 5 mil vehículos que salió hace unos días desde Chile para seguir las andanzas de su Selección en Brasil. Los australianos, en cambio, dieron media vuelta al mundo en avión para poder acompañar a sus muchachos en el Mundial, adonde llegaron como el peor equipo del torneo en el ranking de la FIFA, pero con la ilusión intacta. En Cuiabá se respira un ambiente cordial y distendido entre ambas aficiones. Chilenos y australianos comparten los abarrotados bares y restaurantes de la ciudad.

No te pierdas