¿Big balls?, Suárez les enseñó el significado: uruguayos

De los 22 partidos que se han jugado en Brasil 2014 ninguno había experimentado tanta rivalidad como la que hoy expresaron uruguayos e ingleses en las calles de Sao Paulo.
De los 22 partidos que se han jugado en Brasil 2014 ninguno había experimentado tanta rivalidad como la que hoy expresaron uruguayos e ingleses en las calles de Sao Paulo.
 De los 22 partidos que se han jugado en Brasil 2014 ninguno había experimentado tanta rivalidad como la que hoy expresaron uruguayos e ingleses en las calles de Sao Paulo.  (Foto: Juan Manuel Terán)
Arena Sao Paulo, Brasil -
  • El delantero del Liverpool fue el gran pretexto para la rivalidad entre charrúas e ingleses

De los 22 partidos que se han jugado en Brasil 2014 ninguno había experimentado tanta rivalidad como la que hoy expresaron uruguayos e ingleses en las calles de Sao Paulo. Sabedores de que se juegan la vida en 90 minutos después del revés que ambos sufrieron en su debut en la Copa del Mundo, los aficionados salieron a las calles con la intención de no guardarse nada. Al menos en el apoyo y el aliento nada quedaría para otra ocasión y así lo demostraron. No hizo falta mucho para encontrar el pretexto que le diera vida a la rivalidad. Luis Suárez, ídolo del Liverpool y de la Selección de Uruguay, se colocó como el "arma" predilecta de uruguayos e ingleses para expresar su "desprecio" hacia el equipo rival y más después de que el artillero volverá a las canchas este día tras la operación que tuvo hace unas cuentas semanas. Fue una manta la que llamó la atención y que colocó a sus portadores como los más buscados para una foto. "Luis Suárez les enseñó el significado de lo que ustedes llaman ‘tener grandes pelotas’" en clara alusión a lo que constantemente expresan y piden los aficionados ingleses para los jugadores del equipo que apoyan. Otra manta que robó la atención fue la de un par de uruguayos que se paseaban frente a los ingleses con la leyenda: "En Luis Suárez, nosotros confiamos". Los ingleses respondieron con un cántico que tampoco gustó a los charrúas. "Oohh Luis Suárez, como sus dientes, siempre en fuera de lugar", mientras hacían soñar una corneta y completaban con el: "¡England, England!", en los alrededores de la Arena Sao Paulo.

No te pierdas