Le dimos goleada a los pesimistas: Dilma Rousseff

La Presidenta Brasileña, Dilma Rousseff, afirmó este lunes que los pesimistas que esperaban el fracaso del Mundial en Brasil perdieron por goleada, ya que la Copa del Mundo está siendo un éxito.
La Presidenta Brasileña, Dilma Rousseff, afirmó este lunes que los pesimistas que esperaban el fracaso del Mundial en Brasil perdieron por goleada, ya que la Copa del Mundo está siendo un éxito.
 La Presidenta Brasileña, Dilma Rousseff, afirmó este lunes que los pesimistas que esperaban el fracaso del Mundial en Brasil perdieron por goleada, ya que la Copa del Mundo está siendo un éxito.  (Foto: CNN)
Brasilia, Berasil (EFE) -
  • Rousseff consideró que las manifestaciones seguirán, pero no impedirán el desarrollo del Mundial

La Presidenta Brasileña, Dilma Rousseff, afirmó este lunes que los pesimistas que esperaban el fracaso del Mundial en Brasil perdieron por goleada, ya que la Copa del Mundo está siendo un éxito. "Les dimos una goleada a los pesimistas, a aquellos que anunciaban el caos, y la Copa está siendo un éxito en todo Brasil", dijo la presidenta durante la inauguración de un hospital en el estado de Rio de Janeiro.

"Les dimos una goleada a los pesimistas, a aquellos que anunciaban el caos, y la Copa está siendo un éxito en todo Brasil"

Rousseff recordó las críticas previas a la apertura del Mundial: "Durante mucho tiempo dijeron que no habría Copa. Hubo gente que dijo que los estadios no estarían listo, otros que los aeropuertos [tampoco lo estarían], otros que no habría hoteles, otros que Brasil tenía enfermedades infecciosas, que faltaría la luz". "Nada de eso ocurrió. Estamos de hecho haciendo la Copa de las Copas", afirmó la mandataria, y recordó que algunos medios ya están considerando este como uno de los mejores mundiales, y "no solo por el número de goles". "Podemos todos estar muy orgullosos, con mucha autoestima, porque este país está haciendo una Copa del Mundo fantástica, y el pueblo está haciendo todo lo posible para que sea un éxito", recibiendo con la tradicional "alegría" brasileña a los hinchas, afirmó. El mundo quedó atónito cuando los brasileños salieron masivamente a las calles durante la Copa Confederaciones de junio de 2013, denunciando los altos gastos públicos gastados en la preparación del Mundial y pidiendo esa inversión para transporte, educación y salud. Pero las manifestaciones perdieron fuerza los meses anteriores a la Copa y durante el torneo, que tiene a los brasileños pendientes de los partidos. La mandataria dijo que ahora todos los brasileños tienen que concentrarse en la victoria de la Seleçao, que enfrentará a Colombia en cuartos de final. "Todos somos grandes aficionados, y ahora, los 201 millones, desde el más bebé hasta el más viejo de los brasileños, tenemos que clamar para que también en el campo tengamos lo que merecemos, una victoria justa", afirmó. Rousseff acaba de lanzar su candidatura a la reelección en los comicios presidenciales y generales de octubre, cuyo resultado muchos analistas consideran podrá ser influenciado por un éxito o fracaso de la Copa.

No te pierdas