La Tribunera: Aficionado podría perderse su segunda Final en Maracaná

Un jubilado brasileño que no pudo asistir a la Final del Mundial de 1950 en el Estadio Maracaná, perdió ahora su boleto para asistir a la final del Mundial 2014
Un jubilado brasileño que no pudo asistir a la Final del Mundial de 1950 en el Estadio Maracaná, perdió ahora su boleto para asistir a la final del Mundial 2014
 Un jubilado brasileño que no pudo asistir a la Final del Mundial de 1950 en el Estadio Maracaná, perdió ahora su boleto para asistir a la final del Mundial 2014
Río de Janeiro, Brasil (Reuters) -
  • La FIFA le prometió reponerle las entradas extraviadas

Un aficionado brasileño que no pudo asistir a la Final del Mundial de 1950 en el Estadio Maracaná y donó su entrada al museo de la FIFA, perdió ahora su boleto para asistir a la final del Mundial-2014, el domingo 13. Joedir Belmont, de 85 años, tenía una entrada para la final del Mundial de 1950, cuando Uruguay derrotó a Brasil por 2-1 frente a 200 mil aficionados, la enorme mayoría brasileños, en el Maracaná. Pero finalmente no pudo asistir debido a la enfermedad de un familiar. Belmont conservó su entrada como un tesoro, y la donó al museo del futbol de la FIFA, que respondió regalándole dos entradas para la final del domingo 13 de julio en el mismo estadio. El secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, se las entregó personalmente. Belmont consiguió comprar entradas para varios partidos del Mundial-2014 en otras ciudades brasileñas, pero no para la final en Río, hasta que la FIFA intervino. Y casi debió despedirse de nuevo de su sueño de ver en vivo el desenlace del Mundial, ya que perdió los ingresos cuando regresaba a casa de la ceremonia en la que Valcke se los entregó, informó el viernes el diario O Estado de Sao Paulo. "Tuve una entrada [para una final de la Copa del Mundo en Brasil] durante 64 años; perdí la otra en seis horas", lamentó Belmont, citado por el periódico. Belmont informó a la FIFA de la pérdida de los boletos, y la organización le aconsejó que espere para ver si aparecen. Si nadie los entrega, volverán a emitir las dos entradas que recibió, así como una tercera que se le permitió comprar. "Si los tickets no son entregados me prometieron que los volverán a emitir; llevan mi nombre en ellos", dijo. "Mis primos, que ya fallecieron, vieron a Brasil derrotado (en 1950); yo tengo muchos deseos de ver a la Seleçao coronada como campeón", dijo Belmont.

No te pierdas