Sudáfrica-México... México inaugura y anhela llegar al quinto y más allá en...

El futbol da revanchas, siempre. A cada fin de semana, a cada temporada, pero sobre todo cada cuatro años. En el Mundial de Alemania 2006, la Selección Mexicana debió regresar a casa con el mal...
 El futbol da revanchas, siempre. A cada fin de semana, a cada temporada, pero sobre todo cada cuatro años. En el Mundial de Alemania 2006, la Selección Mexicana debió regresar a casa con el mal sabor de boca que dejó el partido contra Argentina.
Johannesburgo, Sudáfrica. -

El partido se desarrollará en el Estadio Soccer City en Johannesburgo el, 11 de junio de 2010 a las 9 am GMT

  • Será la cuarta ocasión que Sudáfrica enfrente a México
  • Han sido dos victorias del Tri por una de los Bafana-Bafana
  • Nunca una Selección anfitriona ha iniciado con derrota en casa

El futbol da revanchas, siempre. A cada fin de semana, a cada temporada, pero sobre todo cada cuatro años. En el Mundial de Alemania 2006, la Selección Mexicana debió regresar a casa con el mal sabor de boca que dejó un partido en el trámite injusto, pero apegado a las reglas en el marcador.   Cuatro años después, México vuelve a tener la oportunidad de trascender en una Copa del Mundo, ahora en una posición privilegiada, porque se disputará por primera vez en el continente africano y jugará la inauguración ante el anfitrión Sudáfrica.   Una vez más el representativo mexicano tiene la oportunidad de buscar avanzar más lejos de los Octavos de Final en una Copa del Mundo organizada fuera de casa; jugar más de cinco partidos en un Mundial de futbol.   Será la décimo cuarta ocasión que México participa en un Mundial, aunque ahora lo hará con más jugadores militando en el extranjero que nunca en la historia y con la combinación de elementos de experiencia y juventud.

La revancha cuatro años después llegó para México, ahora con la ilusión de jugar la inauguración pero sobre todo, la Clausura del Mundial Sudáfrica 2010.

SUDÁFRICA

Los Bafana-Bafana ya son parte de la historia futbolística sin siquiera haber arrancado el Mundial de Sudáfrica 2010. Pese a su situación social y a sus diferencias raciales, Sudáfrica fue elegida por la FIFA para organizar el Mundial de 2010 sobre todo, para demostrar la apertura que tiene el organismo.

Independientemente de los resultados que consigan en casa, Sudáfrica ya pasó a la historia por organizar el primer mundial de su continente.

Pero sus posibilidades de trascender no son pocas, ya que cuentan con el brasileño Carlos Alberto Parreira como Director Técnico, que no es poca cosa simplemente porque ya ganó la Copa del Mundo en 1994.

Sin embargo, no por ser anfitrión y Campeón del Mundo Perreira se libró de la polémica en su equipo. Así como Javier Aguirre fue cuestionado por haber dado de baja a Jonathan dos Santos, el técnico de los Bafana Bafana fue criticado por separar del grupo de jugadores a Benni McCarthy.

A diferencia de México, Sudáfrica terminó su gira de 13 juegos de preparación invicta, pero también con la sombra de que el arbitraje les podría favorecer en el juego inaugural contra México, tal como ocurrió en su penúltimo amistoso ante Colombia. Y es que nuca un anfitrión a iniciado con derrota en casa.

Los Bafana-Bafana juegan con un 4-4-2 que busca ser muy ordenado, recio en el medio campo y fiero en defensa. Adelante intenta explotar la velocidad y potencia de sus jugadores, su jugada preferida es filtrar balones entre los centrales para la llegada de un compañero por un extremo del campo, así que para enfrentarlos los relevos se vuelven fundamentales. Son una escuadra que se cobija en su sistema y tendrá el corazón en la mano para no fallarle a su gente y a su líder moral, Nelson Mandela.

MÉXICO

El camino para clasificar al Mundial de Sudáfrica 2010 fue significativamente sinuoso para el Tri. Primero debió soportar como los dirigentes de la Federación Mexicana de Futbol modificaban en tres ocasiones al Director Técnico del equipo.

Después, cuando por fin lograron que Javier Aguirre regresara a México para vivir su segunda etapa como Director Técnico del Tri, corregir el torcido rumbo de la clasificación que había dejado el sueco Sven-Göran Eriksson no fue cosa fácil.

A final de cuentas, México logró clasificar a la Copa del Mundo una fecha antes de que concluyera el Hexagonal Final para el Mundial. Llegó entonces una prolongada preparación de 12 juegos de práctica que servirían al "Vasco" para definir a sus 23 jugadores.

En la docena de juegos, México sólo perdió dos, ante Inglaterra y Holanda. En el resto se impuso incluyendo hasta al vigente Campeón Italia.

Si bien en su preparación sólo recibió ocho goles, se evidenció que la falta de gol es el talón de Aquiles del Tri, que llegó a acumular un gol por partido cuando bien le iba.

La táctica y el desempeño del equipo parecen los correctos para trascender en la Copa del Mundo, sin embargo, ahora falta que lo mostrado en la ficción de los juegos amistosos se traslade a la realidad del Mundial de Sudáfrica 2010.

México parte de un sistema 4-3-3, con mucha movilidad en campo rival tanto al ataque como a la hora de defender, haciendo un pressing constante para evitar que el rival maneje el esférico con calma. El pressing casi siempre da resultados, pero en ciertos casos puede generar espacios atras cuando una jugada de habilidad o un rebote, se zafa del achique verde. Al atacar, dos hombres bien pegados en las bandas y uno por el centro, con rotación constante pueden generar un juego espectacular, incluso con arribo constante de los contenciones al arco rival.

EL PARTIDO

La estrategia que más ha complicado a los rivales del Tri es el 4-3-3 con que el ataca (que busca ser un 3-4-3 para tener más potencia en el medio campo) y el 4-4-2 al que se puede convertir cuando que defiende. La movilidad, pero sobre todo velocidad con la que México logró jugar sus últimos cuatro juegos de preparación podría bastarle para definir el partido.

Debido a su mayor estatura y control del esférico de espaldas al arco, Javier Aguirre alinearía a Guillermo Franco en lugar de Javier "Chicharito" Hernández quien jugó los últimos tres amistosos como titular por lesión del Guille.

México busca tener un medio campo muy eficiente, que con tres hombres logre zafar de responsabilidades de marca a los tres atacantes, que por su parte, buscarán en base a movilidad, crear espacios y tener variantes. La zaga no debe ser problema en el Tri, salvo a balón parado, los defensores mexicanos han mostrado solvencia, en gran parte porque el medio campo les entrega las jugadas ya "sucias" y listas para resolver.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×