Comunidad surcoreana siguió el partido contra Argentina

Unos mil 500 residentes surcoreanos en la capital argentina siguieron con atención el partido entre las selecciones de Corea del Sur y Argentina en el Grupo B del Mundial de Sudáfrica 2010.
 Unos mil 500 residentes surcoreanos en la capital argentina siguieron con atención el partido entre las selecciones de Corea del Sur y Argentina en el Grupo B del Mundial de Sudáfrica 2010.
Buenos Aires, Argentina -
  • Observaron el juego con una mezcla de alegría y tristeza

Unos mil 500 residentes surcoreanos en la capital argentina siguieron con atención el partido entre las selecciones de Corea del Sur y Argentina en el Grupo B del Mundial de Sudáfrica 2010.

En la sede del Instituto Coreano Argentino (ICA), en el barrio bonaerense de Flores, donde se asientan los residentes sudcoreanos, los aficionados vieron el encuentro que terminó con un marcador de 4-1 a favor de los argentinos.

Los aficionados sudcoreanos, con las camisas rojas que decían "Corea, la leyenda comienza en 2010" coronada con la imagen de un león, observaron el juego con una mezcla de alegría y tristeza, aunque aplaudieron inmediatamente después de una buena atajada del portero sudcoreano.

Los organizadores dispusieron en el lugar tres pantallas gigantes de televisión.

Un maestro de ceremonias surcoreano, luego de instar a los concurrentes a abogar por sus estrellas de futbol, comenzó a cantar: "Olé, Olé, Oleeee Diegooo, Diegooo", en homenaje al Director Técnico argentino Diego Armando Maradona.

Sin embargo, un clamor popular mucho mayor recibió el argentino Lionel Messi, quien fue seguido con los brazos en alto por los asistentes pese a que el maestro de ceremonias pedía a los presentes que gritaran "Corea, Corea", sin mucho éxito.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×