La bici gigante fuera del Peter Mokaba

Elías de Souza es un clásico porque en todos los Mundiales, desde hace seis ha estado presente. Y aunque no lleva una vestimenta vistosa, la gente se detiene a verlo en cuanto se sube a su inmensa...
Elías de Souza es un clásico porque en todos los Mundiales, desde hace seis ha estado presente. Y aunque no lleva una vestimenta vistosa, la gente se detiene a verlo en cuanto se sube a su inmensa bicicleta o su monociclo.
 Elías de Souza es un clásico porque en todos los Mundiales, desde hace seis ha estado presente. Y aunque no lleva una vestimenta vistosa, la gente se detiene a verlo en cuanto se sube a su inmensa bicicleta o su monociclo.  (Foto: Agustín Cuevas)
Estadio Peter Mokoba -
  • Elías de Souza ha estado con su espectáculo en los últimos seis Mundiales

Es un clásico porque en todos los Mundiales, desde hace seis ha estado presente. Y aunque no lleva una vestimenta vistosa, la gente se detiene a verlo en cuanto se sube a su inmensa bicicleta o su monociclo.

Es Elías de Souza, nacido en Brasil pero casado con una mujer mexicana y quien desde México 86 no ha faltado a ninguna Copa del Mundo. En el codiciado mundo de los mexicanos que suelen viajar cada cuatro años a los Mundiales, Elías es conocido, pero hoy, pese a su fama por el mundo, el brasileño casi mexicano se quedó sin ver el México-Francia.

"No he conseguido boleto... ahí si te sobra uno te lo agradezco", comenta luego de haber concluído su show en monociclo.

En el viaje desde México hasta Sudáfrica, dice, le costó más caro el pago de sobre equipaje para transportar las bicicletas desarmadas que su propio boleto.

Está tan acostumbrado a dar entrevistas que una sola pregunta le basta para arrancarse con un monólogo que incluye múltiples chistoretes muy a la maxicana.

"En un show que hice en el Mundial de México 86 subí a una señorita mexicana en mi bicicleta, un auto nos atropelló en Calzada de Tlalpan y la mexicana se fracturó un pie (...) No fue amor a primera vista, fue amor a primera caída", recuerda.

Después de México 86, viajó a Italia 90, Estados Unidos 94, Francia 98, Corea-Japón 2002, Alemania 2006 y ahora está presente en Sudáfrica, eso sí, con el logotipo de una de las televisoras mexicanas que tiene los derechos de transmisión del Mundial.

"Traigo mi monociclo que en México es conocido como el monociclo del PRI... ¿Sabes por qué? Porque ahí el Madrazo es seguro".

La última ocasión que Elías de Souza estará presente en el Mundial, dice, será en la próxima Copa del Mundo de Brasil 2014, donde pese a su nacionalidad, seguirá apoyando a México.

"Salí de Brasil con 18 años, ahora tengo 44, para el Mundial de Brasil voy a tener 48 y a los 50 pienso retirarme, porque ya duelen las caídas, no es lo mismo caerse a los 20 años que a los 50".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×