Dura autocrítica de Marcello Lippi

El técnico Marcello Lippi era la imagen del desconcierto luego de la derrota por 3-2 ante Eslovaquia que dejó a Italia última en el Grupo F, detrás de Paraguay, Eslovaquia y Nueva Zelanda, con dos...
 El técnico Marcello Lippi era la imagen del desconcierto luego de la derrota por 3-2 ante Eslovaquia que dejó a Italia última en el Grupo F, detrás de Paraguay, Eslovaquia y Nueva Zelanda, con dos puntos de nueve posibles.  (Foto: Agustín Cuevas)
Ellis Park Stadium -
  • Jamás pensó que su segundo ciclo en la selección terminaría así

Con el equipo de Italia humillado, eliminado de la Copa del Mundo en la primera ronda en un grupo supuestamente fácil y en un torneo que había ganado hacía cuatro años, el técnico Marcello Lippi era la imagen del desconcierto luego de la derrota por 3-2 ante Eslovaquia que dejó a Italia última en el Grupo F, detrás de Paraguay, Eslovaquia y Nueva Zelanda, con dos puntos de nueve posibles.

"Asumo todas las responsabilidades, no hay excusas"

"Asumo todas las responsabilidades, no hay excusas. Si un equipo se presenta a una cita tan importante con terror en las piernas, la cabeza y el corazón quiere decir que el técnico no lo preparó como corresponde. Fallamos en el plano psicológico, técnico, táctico, pero sobre todo en el psicológico", aseguró.

"Pensaba que este equipo podía lograr ciertas cosas y no lo preparé como correspondía, es evidente. Esperaba de todo menos que jugase como lo hizo en el primer tiempo, al margen de la reacción del complemento", indicó.

Italia volvió a mostrar grandes limitaciones para generar peligro en el primer tiempo y se vio superada por largos pasajes por Eslovaquia, que anotó un gol y pudo haber marcado más aprovechando la lentitud de la zaga italiana. Recién en los quince minutos finales se abalanzó sobre el arco contrario.

"Les decía a los jugadores, 'finalmente empieza el Mundial'. El tercer partido era a todo o nada, pero no pude crear las bases psicológicas y el equipo no jugó, no se expresó, no hizo presión, no construyó, no hizo nada", declaró Lippi.

"No hay mucho que decir. Si un equipo juega así, ¿quién es el culpable? El que lo armó. Lamento mucho cerrar mi experiencia (con la Selección) de este modo. Jamás esperé esto", manifestó.

Ya se sabía que Lippi se iría luego del Mundial y sería reemplazado por Cesare Prandelli.

De la mano de Lippi, una Selección Italiana poco vistosa pero efectiva se coronó en Alemania 2006. Sin embargo, el estratega se alejó del equipo luego del Mundial, pero regresó a pedido de la Federación Italiana tras una gestión muy pobre de Roberto Donadoni en la Eurocopa de 2008.

"No lamento haber vuelto. Lo hice con entusiasmo, no me arrepiento. Quería volver a vivir esta experiencia", expresó.

"Estaba convencido de que nos iría mejor. Tal vez no de que ganaríamos el torneo, pero sí de que podíamos hacer algo más. No volveré a dirigir de inmediato, me tomaré unos meses y después analizaré las cosas con frialdad", declaró.

Marcello Lippi dijo que sigue creyendo en los jugadores que eligió, que el que falló fue él.

"Italia no es la que jugó esta tarde"

"Italia no es la que jugó esta tarde. El futbol italiano tal vez no atraviese por un momento brillante, pero el nivel tampoco es el que se vio hoy.

"No preparé el equipo para un partido tan importante. Si va al terreno y por una hora y un cuarto no logra (generar riesgo), por motivos psicológicos... quiere decir que el técnico no la preparó bien", reiteró.

"No les di la motivación requerida, no encontré las formulas indicadas para hacer un mejor papel", sentenció.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×