No estábamos de vacaciones: Jendrisek

Nadie contaba con ellos, pero Eslovaquia dio el jueves la primera gran sorpresa del Mundial al doblegar 3-2 a la campeona del mundo Italia y avanzar a la segunda ronda.
 Nadie contaba con ellos, pero Eslovaquia dio el jueves la primera gran sorpresa del Mundial al doblegar 3-2 a la campeona del mundo Italia y avanzar a la segunda ronda.  (Foto: Agustín Cuevas)
Ellis Park Stadium -
  • Reconocieron que tuvieron un trabajo muy complicado

Nadie contaba con ellos, pero Eslovaquia dio el jueves la primera gran sorpresa del Mundial al doblegar 3-2 a la campeona del mundo Italia y avanzar a la segunda ronda. Eslovaquia, debutante en los mundiales, se presentó en Sudáfrica como una de las cenicientas del Grupo F, en el que todas las apuestas daban como favoritas a Italia y Paraguay. La Selección sudamericana cumplió los pronósticos. La italiana, no. Ahora Eslovaquia se medirá a Holanda en los Octavos de Final. "Hemos transformado un equipo fuertemente criticado en el pasado" "Hemos demostrado que no estábamos aquí de vacaciones", dijo el delantero eslovaco Erik Jendrisek. "No tenemos nada que perder", añadió Robert Vittek, que anotó dos goles frente a Italia. "Ya hemos dado la sorpresa una vez y queremos volver a darla". El resto de jugadores eslovacos decidieron no hablar con la prensa en señal de apoyo a su técnico Vladimir Weiss, muy criticado por los medios de comunicación locales tras la derrota 2-0 ante Paraguay la semana pasada. "Hemos transformado un equipo fuertemente criticado en el pasado", dijo un feliz Weiss. "Era un día difícil para nosotros. Estábamos bajo mucha presión". Pero Eslovaquia encontró el camino. Empató 1-1 en su debut en Sudáfrica contra Nueva Zelanda. Cayó ante Paraguay y se impuso a Italia en el Ellis Park de Johannesburgo. Fue un partido loco con tres goles en los últimos 10 minutos, en el que la Selección Italiana peleó el resultado hasta el descuento. "En cuanto nos relajamos, Italia nos puso en aprietos y marcó. Pero en seguida volvimos a ser agresivos", explicó Jendrisek. Con poco más de cinco millones de habitantes, la pequeña república centroeuropea de Eslovaquia apenas comienza a hacerse un nombre en el fútbol mundial. Como parte de la extinta Checoslovaquia, había disputado varios mundiales. Pero desde la escisión pacífica del país en las repúblicas Checa y de Eslovaquia a principios de 1990, los eslovacos nunca habían alcanzado la fase final de un Mundial. "Es algo extraordinario para el fubol eslovaco", explicó el presidente de la federación, Frantisek Laurinec. "Hemos eliminado a los Campeones del Mundo. Es algo más que un sueño".

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×