Ahora en Sao Paulo, chilenos intentaron burlar seguridad

Una vez más, los seguidores de la Roja intentaron acceder al estadio donde jugará su Selección por vías "alternas".
Una vez más, los seguidores de la Roja intentaron acceder al estadio donde jugará su Selección por vías "alternas".
 Una vez más, los seguidores de la Roja intentaron acceder al estadio donde jugará su Selección por vías "alternas".  (Foto: Juan Manuel Terán, )
Arena Sao Paulo, Brasil -
  • Los aficionados andinos utilizaron boletos anteriores para tratar de ingresar al estadio
  • Algunos quisieron pasar sin boleto y discutieron con la Policía Militar de Sao Paulo

Con el antecedente del portazo que el pasado miércoles los aficionados chilenos dieron en el estadio Maracaná previo al partido ante España, la seguridad para el duelo entre andinos y holandeses en Sao Paulo se endureció, aunque no por ello los seguidores de la Roja dejaron insistir por vías “alternas”.   La Policía Militar de Sao Paulo tuvo más elementos a su disposición en relación a los dos partidos anteriores que ya se habían disputado en el coloso paulista y que había recibido a uruguayos, ingleses, brasileños y croatas.   Sin embargo, eso no fue impedimento para que algunos aficionados de Chile intentaran burlar la seguridad de nueva cuenta.   El primer intento fue en el primer filtro. Nadie pasaba si no tenía boleto para el duelo entre Chile y Holanda por lo que algunos aficionados andinos apelaron a boletos del duelo entre Chile y Australia para burlar a los elementos de seguridad, situación que no sucedió, les quitaron esas entradas y fueron regresados por el camino que venían.   Otro aficionado más llegó con mucha seguridad a la última línea del primer filtro. Con la bandera de su país cubriendo su espalda estuvo a punto de colarse, pero un policía lo detuvo a tiempo. De inmediato el chileno comenzó a gritar: “¡El boleto lo tiene mi hermano, voy a buscarlo para que me lo entregue!”, argumento que no fue aceptado.   El seguidor de la Roja no dejó de insistir lo que provocó que comenzará a ser “reprendido” por los oficiales hasta que fue retirado de la línea de acceso no de la forma más amable.   Ese fue el cuidado que la Policía Militar de Sao Paulo impuso previo al duelo ante los chilenos y que salvo algunos detalles surtió efecto.

No te pierdas