'Chiquimarco' mostró su primera expulsión en Brasil 2014

El silbante mexicano Marco Antonio Rodríguez tuvo una destacada actuación al resolver de buena forma los contratiempos que se le presentaron durante los 90 minutos del encuentro.
El silbante mexicano Marco Antonio Rodríguez tuvo una destacada actuación al resolver de buena forma los contratiempos que se le presentaron durante los 90 minutos del encuentro.
 El silbante mexicano Marco Antonio Rodríguez tuvo una destacada actuación al resolver de buena forma los contratiempos que se le presentaron durante los 90 minutos del encuentro.  (Foto: Getty)
Arena das Duna, Natal, Brasil -
  • Fue el segundo partido de Rodríguez en el Mundial de Brasil 2014
  • También se encargó de amonestar a Balotelli, tarjeta que lo dejará fuera de Octavos

En un duelo que aún correspondió a la Fase de Grupos, pero cuyo resultado tendría la importancia de unos Octavos de Final, el silbante mexicano Marco Antonio Rodríguez tuvo una destacada actuación al resolver de buena forma los contratiempos que se le presentaron durante los 90 minutos del encuentro entre Italia y Uruguay. Saltó a la grama de la Arena das Dunas para calentar a la par de sus asistentes y de los dos equipos que disputarían un cupo a la siguiente ronda. Ahí durante el calentamiento saludo a Egidio Arévalo Ríos, seleccionado uruguayo que milita en el futbol mexicano. Ya en el partido, "Chiquimarco" saltó a la cancha y su primera decisión rebatida por los miles de seguidores en el estadio fue una supuesta falta del "Cebolla" Rodríguez a Mario Balotelli que no marcó y dejó seguir. Su segunda intervención fue para advertir a Luis Suárez y de paso amonestar a Mario Balotelli por una fuerte entrada sobre Álvaro Pereira. El delantero italiano fue el que más problemas le causó pero tras la amarilla el partido fue más llevadero para el silbante. El partido no dejó de ser ríspido entre dos combinados que tenían un duelo de vida o muerte, por lo que las entradas fuertes estuvieron a la orden del día hasta que una de ellas fue más allá de las reglas. Al minuto 60 Claudio Marchisio le puso una plancha en la pantorrilla a Egidio Arévalo que Rodríguez no dudo en castigar con la tarjeta roja para el jugador de la Juventus ante los reclamos airados de la banca comandada por Cesare Prandelli. Las polémicas siguieron con supuestos penales a Cavani que no marcó y después con una mordida de Suárez a Chiellini que no observó. Cerca de los 90 minutos y ya con Italia abajo en el marcador, Rodríguez Moreno expulsó a uno de los elementos del cuerpo técnico italiano por una observación que le hizo su cuarto árbitro Geiger de los Estados Unidos. Los asistentes Marvin Torrentera y Marcos Quintero también realizaron una buena labor y no tuvieron problemas en ningún señalamiento. Al final y contra todos los pronósticos uno a uno los jugadores italianos y hasta el estratega de la squadra azzurra se acercaron al nazareno azteca para darle la mano y despedirse de él sin reclamar absolutamente ninguna decisión.

No te pierdas