Klinsmann y Löw 'mojaron' el morbo

Uno de los duelos más esperados desde el sorteo de la Copa del Mundo que se desarrolló en diciembre pasado era el choque que Estados Unidos y Alemania tendrían, pero no por lo que los 22 jugadores...
Uno de los duelos más esperados desde el sorteo de la Copa del Mundo que se desarrolló en diciembre pasado era el choque que Estados Unidos y Alemania tendrían, pero no por lo que los 22 jugadores hicieran dentro del terreno de juego.
 Uno de los duelos más esperados desde el sorteo de la Copa del Mundo que se desarrolló en diciembre pasado era el choque que Estados Unidos y Alemania tendrían, pero no por lo que los 22 jugadores hicieran dentro del terreno de juego.
Arena Pernambuco, Recife, Brasil -
  • Jürgen Klinsmann cantó tanto el himno de Alemania como el de Estados Unidos
  • Ambos pasaron apuros con el diluvio que cayó durante el partido en Recife

Uno de los duelos más esperados desde el sorteo de la Copa del Mundo que se desarrolló en diciembre pasado era el choque que Estados Unidos y Alemania tendrían, pero no por lo que los 22 jugadores hicieran dentro del terreno de juego. El partido entre teutones y norteamericanos era la oportunidad para el reencuentro que tendrían Jürgen Kilnsmann, Director Técnico de la Selección de las barras y las estrellas y Joachim Löw, timonel de Alemania, después de que ambos fueron la mancuerna que llevó su país al Tercer lugar del orbe que obtuvieron en el Mundial que organizaron en el 2006. Bajo un torrencial aguacero que cayó previo y durante el partido, ambos estrategas salieron del vestidor para la ceremonia de los himnos. El primero en entonarse fue el de los Estados Unidos y en las pantallas del estadio se enfocó a Klinsmann, quien apenas gesticulaba, pero lo hizo para cantar el himno. Segundos después tocó el turno al alemán que también cantaron ambos técnicos; mientras que en las tribunas fue el estadounidense el que más retumbó. Comenzado el encuentro el contraste apareció desde la vestimenta. Klinsmann fiel a sus tenis, pantalón beige y chamarra para cubrirse un poco de la lluvia, mientras que Löw en su tradicional elegancia con pantalón de vestir y camisa negra.¨ El Dt de Estados Unidos apeló a una gorra que le dieron en la banca para intentar cubrirse un poco de la lluvia al momento de dar indicaciones y reclamar varias veces las decisiones arbitrales, y Löw por el otro lado se mantuvo más en calma. Para el segundo tiempo ambos salieron a la cancha con ropa seca y aunque la lluvia se detuvo algunos minutos, volvió para volver a hacer notoria su presencia. Tras el gol de Müller que toda la banca alemana celebró, el partido concluyó y Löw y Klinsmann se fundieron en un abrazo para que luego el DT de Estados Unidos saludara a gran parte del Cuerpo Técnico alemán y retirarse así al vestuario.

No te pierdas