Un diluvio cayó previo al EU-Alemania

Recife, la ciudad en la que se disputará el duelo entre Estados Unidos y Alemania sufrió con las torrenciales lluvias que cayeron desde la tarde del miércoles y que causaron severos problemas.
Recife, la ciudad en la que se disputará el duelo entre Estados Unidos y Alemania sufrió con las torrenciales lluvias que cayeron desde la tarde del miércoles y que causaron severos problemas.
 Recife, la ciudad en la que se disputará el duelo entre Estados Unidos y Alemania sufrió con las torrenciales lluvias que cayeron desde la tarde del miércoles y que causaron severos problemas.  (Foto: Juan Manuel Terán)
Arena Pernambuco, Recife, Brasil -
  • Las calles que llevaban al estadio se inundaron, mientras la gente protestaba
  • Los árbitros hicieron una revisión de la cancha previo al encuentro

Y el cielo se cayó en Recife. La ciudad en la que se disputará el duelo entre Estados Unidos y Alemania para definir el pase de ambos a la siguiente ronda de la Copa del Mundo de Brasil 2014 sufrió con las torrenciales lluvias que cayeron desde la tarde del miércoles y que provocaron severos problemas.   La Arena Pernambuco se encuentra a unos 20 kilómetros de las playas de Recife y a las afueras de la ciudad por lo que el recorrido para los aficionados que intentaban llegar al encuentro se volvió una tortura, pues más allá de la lluvia y el tráfico que provocó, las inundaciones se convirtieron en el gran obstáculo para asistir al partido correspondiente al Grupo G.   Las inundaciones provocaron que algunos alemanes y estadounidenses que hicieron el viaje no pudieran salir de su hotel debido a la cantidad de agua sobre las calles.   Algunos comercios como gasolineras, talleres mecánicos y hasta algunos autos alrededor de la ciudad quedaron bajo varios centímetros de agua, lo que provocó el enojo de sus propietarios, quienes lanzaban consignas a la FIFA y al gobierno local por haber invertido en la realización de la Copa y no en infraestructura como lo es el drenaje.   "FIFA no, Copa no, nosotros necesitamos infraestructura. ¿Quién va a reparar nuestras pertenencias?", gritaba una de las personas afectadas por las lluvias en las calles de Recife.   Ya en el estadio, previo al encuentro, el árbitro de Uzbekistán, Ravshan Irmatov revisó las condiciones de la cancha y el bote del balón, situación que fue aprobada, pues el drenaje del estadio funcionó a la perfección.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×