'Feliz regreso, chilenos', cantaron en Brasil

Los aficionados brasileños dan por hecho el triunfo sobre Chile y el pase de su Selección a Cuartos de Final por lo que desearon buen regreso a los andinos.
Estadio Mineirao, Belo Horizonte, Brasil -
  • Los chilenos fueron recibidos en un ambiente hostil con cánticos brasileños
  • Desde las afueras, el Mineiraro se unió en un solo cántico para la Verdeamerela

Y la confianza es tal que los brasileños se atreven a desear “buen viaje de regreso” a los chilenos que llegan al Mineirao.   En Belo Horizonte no se entiende, ni se piensa y ni siquiera se le da una posibilidad a una eventual derrota ante Chile. Es más, la fiesta tiene más su esencia en el camino al Hexacampeonato que en el partido de Octavos de Final de su Mundial.   Desde temprano fueron repartidas hojas de algunos patrocinadores que tenían los versos de algunas canciones, que a ritmo de samba, fueron entonadas en todo momento por las miles de playeras verdeamerelas que comenzaban a abarrotar la entrada al Mineirao. Todo era una fiesta brasileña con un sabor latino que comenzaba a reinar en un Mundial.   “Brasil nos estamos contigo, somos uma Naçao, nao importa o que digam, sempre levare comigo. Minha camisa amarela, 5 taças na mao, vai a começar a festa, Brasil vai ser campeao”, fue el estruendoso y rítmico canto.   Los miles de chilenos que habían “invadido” Sao Paulo y Río de Janeiro hoy tardaron en llegar, pero lo hicieron bajao su tradicional “Chi-chi-chi, le-le-le, viva Chile” que despertó aún más el ímpetu de los brasileños para hacerles sentir su visita y que en esta ocasión se repetiría la historia de sus últimos choques en Octavos de Final de un Mundial.   “Feliz regreso a casa, chilenos” y “Chileno maricón”, fueron los gritos de los brasileños que acompañados por tambores y demás instrumentos prácticamente apagaron la llegada de los aficionados a la Roja que solo besaban sus escudos como respuesta tímida. Hoy sería minoría.   Es quizás el partido en el que más confianza denotan los brasileños. Desde la Copa Confederaciones cuando vencieron en este mismo estadio a Uruguay en las Semifinales, Brasil ha recibido un extraordinario apoyo en el Mineirao, una sucursal en la que caben casi 60 mil pesonas, pero que tendrá los ojos de 200 millones de brasileños que sólo quieren el triunfo.

No te pierdas